La mitad de los 44,5 kilómetros de pistas precisará nieve artificial

La promotora Tres Provincias planea construir la séptima estación de esquí alpino más grande de España, con 44,5 kilómetros pistas y una capacidad de remonte 30.000 personas a la hora. Eso sí, reconoce que 22 kilómetros precisarán nieve producida -que se obtendrá con la construcción de tres lagunas artificiales- para "asegurar la nivación en cotas bajas y garantizar la presencia de nieve en pistas de mucho tráfico, en aquéllas que sirvan de enlace a los distintos sectores y en la fecha de apertura", según un boceto del proyecto. Hasta que no se modifique el decreto medioambiental que impide su construcción, es ilegal la presentación de cualquier proyecto, pero Tres Provincias ofrece información en una web y se ha reunido con los vecinos para adecuarlo a sus necesidades.

La ausencia de nieve es una de las principales pegas que los ecologistas ponen a la estación. El profesor Manuel Frochoso, entre otros, ha elaborado un informe que concluye que "la irregularidad en la presencia de precipitación nival es la característica dominante" en la zona. Esto provocará, según Ecologistas en Acción, que tenga menos visitantes que las estaciones de los Pirineos, donde la cota de nieve es más baja y las estaciones está próximas entre sí.

Nula rentabilidad

La rentabilidad económica de los complejos de esquí en la cordillera Cantábrica "es prácticamente nula", opina la ONG, por eso considera que el único interés para construir una estación más "es la especulación y la captación de fondos públicos", según un manifiesto que han colgado en Internet para que la gente se adhiera. Ya han recogido 10.000 firmas. Del otro lado, la Asociación Salvemos La Montaña Palentina dice que tienen más de 16.000.

Los promotores, sin embargo, aseguran que el resort (complejo de ocio) integral de montaña es "la única respuesta de vertebración a los condicionantes impuestos por el entorno y las aspiraciones de progreso de los habitantes de las áreas afectadas". Para que no sólo haya turistas en invierno, han diseñado actividades para el verano, como visitas guiadas o paseos ecuestres. Y, para mermar el impacto ambiental, disimularán los aparcamientos con la plantación de árboles y se minimizará el número de edificaciones.

Los alojamientos se ofrecerán en pueblos de la zona porque la intención es "retomar la vida allí", según el portavoz de Tres Provincias. "La estación dará vida a las 200 casas rurales ya existentes", corrobora el secretario general del PSOE en la comunidad. Sin embargo, Frochoso considera que en una macroestación, con capacidad para 32.000 esquiadores a la hora, "no sería difícil pensar que los límites para edificar se sobrepasarían pasados unos años en los que se hubieran asentado las infraestructuras y fuera necesario atraer a más gente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50