El retiro mundano de Björn Borg

En declaraciones a la revista sueca Damernas, el ex campeón de tenis Björn Borg, que próximamente cumplirá 50 años, ha anunciado la decisión de seguir las huellas de su compatriota Greta Garbo pero no en tentar suerte en la profesión que hiciera a ésta universalmente famosa, sino en su retiro de la "vida mundana". Junto con su mujer Patricia, con la que se casó en 1992 "profundamente enamorado" y con la que tiene un hijo en común, Leo, de dos años, más otros dos que aportó ella de una unión anterior, Bianca y Kasper, de once y nueve respectivamente, y el cachorro golden retriever, Lipton, se ha mudado de su lujoso apartamento céntrico en Estocolmo, a su castillo en Värmdö, un lugar de residencia de millonarios, en el archipiélago, cerca de la capital. No se trata solamente de un cambio de residencia sino de un "cambio de vida". Según sus palabras se ha convertido en "un nuevo Greta Garbo" con lo que quiere significar que las fiestas con los "famosos" y su mundo, quedan atrás y serán sustituidas por una vida semicampesina, en medio de la paz de la naturaleza y la familia. También quedan atrás cinco campeonatos de Wimbledon, otras tantas turbulentas aventuras sentimentales, y algunas quiebras de sus negocios que hicieron sombra a su condición de ídolo de los suecos, en unos años en que el fair play, incluso en los negocios, era una virtud estimada.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS