ANTOLOGÍA DE BABEL | POESIA

An die Freude/Himno a la alegría

(Versión de Andrés Neuman)

¡Bella chispa de dioses, alegría,

hija del Elíseo,

ebrios de ardor estamos ingresando,

celeste, en tu santuario!

Tu ensalmo vuelve a unir lo que los tiempos

rigurosos habían dividido;

los hombres se transforman en hermanos

allí donde se posa tu ala suave.

¡Quien haya conocido la fortuna

de gozar la amistad de algún amigo,

quien haya conquistado algún amor,

que una su alegría con la nuestra!

¡Sí, quien pueda sentir sobre la Tierra

por lo menos un alma como propia!

Y quien así no sienta, que se aleje

de esta fraternidad vertiendo lágrimas.

Todos los seres beben la alegría

en el seno de la naturaleza:

bondadosos, malvados, todos siguen

su camino de rosas por igual.

Ella nos regaló besos y vides

y una amistad leal hasta la muerte;

el gusano también prueba el placer

y el querube se encuentra frente a Dios.

Gozosos, como astros recorriendo

espléndidos espacios celestiales,

marchad alegremente, hermanos míos,

como el héroe se acerca a la victoria...

¡Bella chispa de dioses, alegría,

hija del Elíseo,

ebrios de ardor estamos ingresando,

celeste, en tu santuario!

Tu ensalmo vuelve a unir lo que los tiempos

rigurosos habían dividido;

los hombres se transforman en hermanos

allí donde se posa tu ala suave.

¡Multitudes, uníos, abrazaos!

¡Que llegue al mundo entero vuestro beso!

Hermanos, más allá de las estrellas

debe habitar algún padre amoroso.

Multitudes unidas, ¿os postráis?

¿No presientes, oh mundo, al creador?

¡Buscadlo más allá de las estrellas!

En lo alto del cielo debe estar.

Friedrich von Schiller (1759-1805), escritor alemán. Autor de dramas históricos como María Estuardo y poesía lírica como Himno a la alegría y Baladas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS