Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:BOLSAS

Aversión al riesgo

El comportamiento de los inversores en estas sesiones finales del año muestra una curiosa aversión al riesgo o, lo que es lo mismo, un tremendo apego a los beneficios adquiridos en detrimento de las posibles futuras ganancias, como si la línea que separa un año de otro fuera algo más sólido que un simple punto y seguido en la contabilidad fiscal.

La mayoría de los gestores ha decidido presentar sus cuentas renunciando a la utopía de un tirón final que, aparte de obligarles a trabajar un par de días más, puede poner un borrón en un balance que, hace ya un par de meses, era impecable.

El resultado de este absentismo de la inversión profesional ha sido una sesión en la que el volumen "real" negociado ha caído hasta los 1.116,59 millones de euros, que es la cifra que sumaron las operaciones "abiertas". Antes de la subasta de cierre esa cifra se quedaba en 934,73 millones de euros. Las operaciones institucionales aportaron 870 millones de euros, una cantidad que también es muy baja si se tiene en cuenta que hay muchas sociedades que pagarán dividendo en los primeros días de enero, actividad que suele provocar numerosas operaciones de "lavado de cupón" que ayer los habituales echaban de menos.

El Ibex 35 cerró esta jornada con un descenso del 0,03% que queda como un ejemplo claro de la ausencia de presiones, tanto de compradores como de vendedores. El Ibex Medium cedió el 0,09% y el que representa a las pequeñas empresas ganó el 0,11%.

La situación del resto de los mercados de valores europeos coincidía con los índices del mercado español en cuanto al comportamiento, con un avance del 0,04% en Francfort y un descenso del 0,26% en París. La Bolsa de Londres recuperó la actividad con un avance del 0,49%.

En Estados Unidos se acumulan las dudas sobre el comportamiento de la renta variable en estos días después de un año en el que los inversores no han encontrado argumentos suficientes para apostar en firme por ese producto. La subida de la confianza de los consumidores en diciembre, superando las expectativas, no logró animar a los inversores, con lo que el Dow Jones de valores industriales seguía casi sin variación para el conjunto del año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de diciembre de 2005