Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:OFERTAS DE EMPLEO

El sector tecnológico se resiste a las mujeres

Sólo uno de cada diez puestos directivos de las empresas de este sector lo ocupa una trabajadora

Muchas mujeres en el área de atención al cliente, pocas en el sector informático. Este área se resiste a las trabajadoras del sector de las Tecnologías de la Información, según se desprende del estudio Mujer Profesional y Sectores Económicos, elaborado por Ifema e Infoempleo.com. Tan sólo uno de cada cinco puestos informáticos está ocupado por una mujer, según el estudio. Las empleadas en el sector tecnológico tampoco salen bien paradas en cuestiones jerárquicas: sólo hay una mujer por cada diez puestos directivos.

Las trabajadoras se concentran en Atención al Cliente o Marketing. Hay pocas en Servicios Generales o Dirección

El peso de las mujeres en el sector de las Tecnologías de la Información es similar al que representan las empleadas en el conjunto de sectores de la economía española, un 34,5% de la plantilla. Sin embargo, sus funciones están ligadas en mayor medida a las áreas de Atención al Cliente y Marketing que a la Dirección General o a los departamentos de Informática. Como muestra, un dato: el porcentaje de hombres que trabajan en este último departamento técnico en una empresa tecnológica supera el 82%. Ésta es una de las conclusiones que se desprenden de un estudio elaborado por Feria de Madrid (Ifema) y el portal Infoempleo.com y que analiza el papel de las profesionales dentro de los distintos sectores de la economía.

La primera entrega se centra en el mercado de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). "Sólo uno de cada cinco profesionales que trabajan en Informática, dentro del sector tecnológico, es mujer", señalan los responsables del estudio.

Para elaborar el informe Mujer Profesional y Sectores Económicos. TIC sus responsables han recurrido a dos fuentes: una encuesta online hecha a 924 profesionales de ambos sexos que trabajan en ese sector y entrevistas personales a 10 directivos que ocupan puestos de responsabilidad en empresas o en departamentos tecnológicos.

Las trabajadoras del sector TIC tampoco salen bien paradas en cuestiones jerárquicas. Sólo uno de cada diez puestos directivos en este área está ocupado por una mujer. "Como sucede en el resto de actividades económicas, la presencia de la mujer en las empresas de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones disminuye a medida que se incrementa la categoría profesional", explican los encargados del informe. Las mujeres representan el 40% en la categoría de puestos operativos; el 24% en la de técnicos; el 20% en la de mandos intermedios y, finalmente, el 11% en la de dirección.

Mujer profesional y sectores económicos. TIC también ha medido la participación de las mujeres en los órganos de decisión de las empresas. Las trabajadoras están presentes en el 22% de los consejos de administración y en el 19% de los comités directivos. "Estos datos están ligeramente por debajo de los valores medios de las empresas españolas", señala el estudio. Las áreas de las empresas de Tecnología de la Información donde hay un mayor porcentaje de directivas son Calidad, Atención al Cliente, Auditoría y Organización. Y donde hay menos mujeres en puestos de responsabilidad es en Informática, Servicios Generales y Producción.

¿Qué factores actúan como frenos y cuáles impulsan la carrera de las profesionales de las infocomunicaciones? Mujeres y hombres no dan la misma importancia a los factores personales. Cuando se trata de valorar su influencia en la menor presencia de la mujer en el sector TIC, el 45% de las mujeres considera que se trata de un factor "bastante o muy relevante"; mientras que un porcentaje similar de hombres apenas si concede importancia a estos factores.

Sin embargo, tanto trabajadores como trabajadoras consideran que la cultura del entorno constituye el mayor freno a la carrera de éstas. "Ambos sexos están de acuerdo también en que la formación es el factor menos significativo", señala el informe. A la hora de valorar la influencia del hecho de su propio género en el desarrollo de su carrera, los hombres lo ven como una ventaja y las mujeres como una desventaja. Para ellas, actúa de manera "bastante negativa" sobre su retribución y sobre la conciliación de la vida personal y profesional.

Con vistas al futuro, hombres y mujeres consideran que los factores que más influirán en el desarrollo de su carrera son "el esfuerzo personal, las capacidades profesionales y la formación". Las diferencias surgen en la valoración de los factores personales, como la pareja, la familia y los hijos. Mientras que los trabajadores opinan que estos factores no influirán en su carrera, sus colegas mujeres sostienen que la familia y los hijos condicionarán negativamente la suya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 2005