Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer mata y entierra a su marido en una granja de Almería

La Guardia Civil de Almería detuvo la tarde del pasado jueves a Encarnación Torrente como presunta autora de un delito de homicidio ocurrido en Vélez Rubio (Almería). La mujer, de 47 años, disparó con una escopeta a su marido Antonio López, de 50, en un cortijo de la localidad. Después le desnudó y lo envolvió en una bolsa de plástico. Acto seguido la mujer enterró a su marido en una fosa que es utilizada para enterrar a los animales que mueren en la granja. Ella misma avisó al 112 para contar que había matado a su marido y después se autolesionó.

Los agentes de la Guardia Civil de la localidad de María (Almería) procedieron a la detención de Encarnación Torrente, después de recibir una llamada a la Central Operativa de Servicio (C.O.S.) de la Guardia Civil de Almería, procedente del Centro de Emergencias 112, en la que se informaba que una mujer había llamado informando de que había matado a su marido.

Fosa de animales

A su llegada al lugar de los hechos la Guardia Civil confirmó la veracidad de lo ocurrido. Encarnación Torrente detalló que, tras tener una fuerte discusión con su marido, lo mató disparando con una escopeta de caza. También indicó que el cadáver lo había sepultado en una fosa que es utilizada para enterrar a los animales que mueren en la granja.

Los agentes, junto con la Policía Local, iniciaron la búsqueda del cuerpo del marido por las inmediaciones de la vivienda. Una vez localizada la fosa, la mujer alegó que no quería aproximarse a la misma para no ver el cuerpo. Fue entonces cuando Encarnación se quedó "rezagada con respecto de los agentes", momento que aprovechó para coger una escopeta de caza que tenía "oculta y disimulada en el tronco de un árbol para dispararse un tiro con la intención de suicidarse", según fuentes de la investigación. El disparo, sin embargo, le impactó en la barbilla y la mujer fue trasladada de inmediato en una ambulancia hasta el hospital de Torrecárdenas.

Sobre las 22.30 horas se localizó el cuerpo sin vida de Antonio López, natural y vecino de Vélez Rubio. El matrimonio tiene tres hijos mayores de edad. El hombre fue enterrado ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de diciembre de 2005