_
_
_
_

España será cabeza de serie

La FIFA decide los bombos para el sorteo del Mundial

La selección española de fútbol será cabeza de serie en el sorteo del Mundial de Alemania 2006, que se celebra el viernes en Leipzig. De allí saldrán los ocho grupos, cada uno con cuatro equipos, que compondrán la primera fase del Mundial que comenzará el 9 de junio.

Al final no hubo "sorpresas" y las predicciones de Joseph Blatter, presidente de la FIFA, no se cumplieron. La tradición manda y los siete países que acompañarán a España capitaneando los siete grupos restantes serán Brasil, campeona del mundo, Alemania, país organizador, México, Argentina, Inglaterra, Francia e Italia. Para elegir a los candidatos, la Comisión Organizadora del Mundial de la FIFA evaluó los resultados de los 32 equipos finalistas en los mundiales de 1998 y 2002, que se celebraron en Francia y Corea y Japón respectivamente, así como sus posiciones en el ránking FIFA en los años 2003, 2004 y 2005. De acuerdo con estos criterios, Brasil alcanzó la máxima puntuación, con 64 puntos, España obtuvo 50, mientras que Italia, con 44, entró como último cabeza de serie. La gran perjudicada, siguiendo estos razonamientos, ha sido Holanda, invicta en la fase de clasificación. "No estoy molesto. No fuimos al Mundial de 2002 y creo que la decisión es lógica", comentó Marco van Basten, seleccionador holandés. Su grupo será, así, el llamado grupo de la muerte. Holanda será el equipo que todos los cabezas de serie querrán evitar.

Para repartir a las selecciones, el reglamento dice que en cada grupo debe de haber únicamente un equipo por confederación. La única excepción es Europa, que cuenta con 14 representantes. Esto implica que en seis de los ocho grupos se sorteen representantes europeos. Para evitar que tres equipos europeos estén en un mismo grupo, se adjudicó a Serbia un bombo especial, porque es la que tiene peor ránking FIFA (47). Por lo tanto, Serbia ya sabe que quedará emparejada con Brasil, Argentina o México.

Tres días antes del sorteo, Alemania y Brasil ya saben que estarán en el grupo A y F respectivamente, que jugarán sus partidos de la primera fase en Dortmund, Múnich y Berlín, ciudades que tienen los estadios con mayor capacidad, y que no se cruzarán antes de la final. La FIFA atiende así una petición de los organizadores. También se anunció el montante que se llevará la selección que se proclame campeona del mundo. La federación que gane engordará sus arcas con 15,9 millones de euros. Urs Linsi, secretario general de la FIFA, dijo que los 32 equipos participantes recibirán 650.000 euros que se "consignarán" después del sorteo, para que puedan preparar el torneo. Además, correrán con los gastos de viaje y alojamiento de las delegaciones.

Otro de los puntos tratados en Leipzig por la FIFA es la situación física de los jugadores cuando concluya la temporada 2006. "El 15 de mayo será la fecha tope para presentar las listas de 23 jugadores de cada selección y esos futbolistas no podrán jugar más partidos con sus equipos", avisó Linsi. La FIFA quiere que los jugadores lleguen descansados al Mundial y por eso Linsi aseguró que habrá dos excepciones: la final de la Liga de Campeones, que pese a haberse adelantado una semana respecto a lo habitual, se disputará el 17 de mayo, y la final de la Copa de Inglaterra, que se jugará el 21 de mayo. "Ningún otro jugador convocado podrá jugar pasada esa fecha con su equipo", sentenció.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_