Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Madrid ata a Casillas

El portero seguirá en el Bernabéu cinco temporadas más a razón de cinco millones de euros netos

Florentino Pérez, el presidente del Madrid, paró el golpe. Algo debió de removerse en la planta noble del Bernabéu cuando, hace una semana, Iker Casillas, el portero del equipo, anunció que sus posibilidades de continuar en él eran tan sólo "un 60%"; que en poco más de un mes podía empezar a negociar oficialmente su fichaje por otro club; que las conversaciones para su renovación seguían "igual que hace siete meses"... Las posturas, por entonces, parecían demasiado lejanas. Él pedía 9 millones de euros brutos por temporada. El club le ofrecía en torno a los 6,6 más 1,8 por objetivos conseguidos.

Al fin, todo acabó ayer: Casillas, de 24 años, acompañado de Ginés Carvajal, su representante, anunció que jugará en el Madrid hasta 2011. Durante las cinco campañas que dure su nuevo contrato, que finalizará cuando tenga ya 30 años, el guardameta cobrará los 9 millones de euros brutos que pretendía -5 netos frente a los 2,75 que percibía hasta ahora-, según fuentes cercanas a la negociación. A cambio, renuncia a cualquier tipo de bonificación por objetivos y a una posible prima por traspaso en el caso de fichar por otro club, siempre según las mismas fuentes. Con su nuevo sueldo, Casillas se sitúa a medio camino entre los galácticos -Raúl, Zidane, Ronaldo y Beckham, que cobran en torno a los 6 millones netos al año- y el resto de la plantilla. Sólo Roberto Carlos se sitúa a la altura de sus ganancias.

Por eso ayer, cuando hizo acto de presencia en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, la sonrisa y los ojos de Casillas lo decían todo. "Sólo he venido a decir que continúo en el Madrid", informó; "he renovado y estaré cinco años más. Tendréis [los periodistas] que seguir aguantándome. Es un día muy feliz. He dicho siempre que quería quedarme aquí por encima de cualquier otro club". Pero la cosa no termina ahí. El jugador aseguró que cuando concluya su nuevo contrato, espera que el Madrid le renueve "hasta 2016 o 2017".

El Madrid marcha sexto en la Liga, a seis puntos del Barça y de Osasuna, empatados en la cabeza de la tabla. El Bernabéu silbó al equipo durante su empate contra el Lyon en la Champions. ¿Tiene algo que ver la renovación de Casillas con la situación del equipo? "No", afirman fuentes de la directiva. "El ritmo del club no es el de la prensa. Llevamos meses negociando. Tenemos la convicción de que las conversaciones ni se radian ni se televisan", explican; "las dos partes sabíamos que era cuestión de tiempo, que iba a haber acuerdo. El presidente está muy satisfecho. Y el jugador, eufórico, aunque parezca retraído".

Casillas está eufórico porque quiere seguir con ese idilio que le ha unido al conjunto blanco durante los últimos 16 años. "Mi único equipo en la vida ha sido el Madrid", recordó en la sala de prensa de Valdebebas, en la que se presentó, casi por sorpresa, una vez que Sergio Ramos había terminado su comparecencia ante los medios. "Nunca he jugado en otro club, ni siquiera en un equipo de barrio. Siempre he estado aquí. Mi idea siempre fue quedarme aquí y quiero morir deportivamente, aquí", matizó.

Para que Casillas haya cumplido su sueño, ya se sabe, ha hecho falta una negociación larga. No ha sido, sin embargo, la más "dura" de la vida de su representante. "En una negociación hay dos partes y cada una mira por sus intereses. Pero, al final, ambas se han puesto de acuerdo. Esperar tanto ha merecido la pena", comentó el guardameta. "Hemos estado dialogando durante un tiempo, tratando de llevar cada uno la negociación a nuestra posición. Faltaba un punto que se ha resuelto a lo largo de la mañana [de ayer] y he llamado a Iker para comunicárselo", abundó Carvajal. "Creo que va a ganar lo que merece y también que su renovación es un acierto por parte del club", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005