Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El párroco de Santa María de Alicante pide el título de basílica tras su restauración

Antonio Vivó, párroco de la iglesia de Santa María de Alicante, se mostró ayer confiado en que, en breve, el Vaticano conceda el título de basílica al templo. Vivó justificó la petición de esta categoría para la iglesia, porque se trata del templo más antiguo de la ciudad, levantado en el siglo XIII, por sus fondos artísticos, realzados tras su restauración integral, y su arraigo en la sociedad, "es la iglesia más querida por los alicantinos", precisó el religioso. Vivó animó al obispo en funciones de la diócesis de Alicante-Orihuela, Victorio Oliver, a que antes de dejar el cargo obtenga para Santa María la declaración como Basílica. En el supuesto de que el Vaticano otorgue tal distinción, Santa María pasaría a ser el tercer templo con esa categoría, tras la concatedral de San Nicolás de Alicante y la iglesia de Santa María de Elche.

El párroco hizo estas declaraciones en el marco de la presentación de los trabajos de restauración de los fondos artísticos del el templo. Las obras, impulsadas por la Fundación de la Iglesia de Santa María -que aglutina desde 1999 a 14 entidades privadas- han supuesto una inversión de 407.000 euros.

Las intervenciones más destacadas en el ámbito artístico de Santa María han sido los trabajos de restauración de las cinco rocallas, cuatro lienzos y la imagen de la virgen del altar mayor y el retablo de San José. En paralelo a la restauración de los fondos artísticos, se ha ejecutado la rehabilitación global del edificio.

Para Vivó, "la perfecta conjunción de ambas actividades ha convertido al templo en uno de los más bellos de la provincia". El cura subrayó que, tras la recuperación de la iglesia, su objetivo es fomentar su divulgación con la puesta en marcha de un museo en la sala capitular y habilitar los bajos también como museo arqueológico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2005