Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:BOLSAS

Un lastre inesperado

Los problemas que arrastran algunos importantes valores de la Bolsa española la han descolgado del conjunto de los mercados europeos, aunque en realidad se trata más de una cuestión de ritmo, pues el Ibex 35 consiguió cerrar con signo positivo.

Telefónica y el Banco SCH continúan bajo la presión de algunas recomendaciones adversas y con su ponderación han frenado al conjunto del mercado, con lo que el Ibex 35 termina esta sesión con un avance del 0,08% que no es más que un ejemplo de equilibrio entre los grandes valores y que le permite mantenerse por encima de los 10.500 puntos. Entre el resto de los valores del mercado la situación tampoco era muy buena y el Ibex Medium, en el que están representados los valores de tamaño medio, perdía el 0,66% y el Ibex Small Caps, de los valores pequeños, cedía el 0,18%.

La sesión estuvo marcada en Europa por la insistencia de las autoridades monetarias en su disposición a subir los tipos de interés, algo que parece ya descontado incluso en el mercado de deuda, en el que la rentabilidad del bono a 10 años cedió tres décimas, hasta el 3,53%, después de la fuerte subida del pasado viernes. La apertura y el recorrido de los mercados europeos hasta casi finalizar la sesión fueron muy moderados, pero al final llegó el apoyo de un buen dato económico en Estados Unidos, los índices adelantados, o de tendencia, del mes de octubre, que subieron por encima de las previsiones. Todos los mercados mejoraron su situación, pero el español lo único que consiguió fue salir de pérdidas. La Bolsa de París subió el 0,66% y la de Francfort el 0,92%, mientras que Londres también quedaba rezagada y cedía el 0,02%.

La contratación en el Mercado Continuo confirmó la delicada situación de la Bolsa española, con 2.519,66 millones de euros, 233 millones menos que el pasado viernes, y menos de 2.000 millones en operaciones abiertas, frente a los 2.400 millones del viernes.

Wall Street apenas se movía tras conocer la posible tendencia de la economía que muestran los índices adelantados, ya que más fortaleza significa mayores posibilidades de subidas de los tipos de interés. Aun así, el Dow Jones dejaba atrás las pérdidas anuales, con una subida del 0,5% al cierre de la sesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005