Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un menor de 16 años apuñala a otro de 17 en la movida de Cádiz

Un menor de edad de 16 años, que responde a las iniciales F. G. C., asestó la madrugada del domingo cinco puñaladas al también menor Juan Antonio Acosta, de 17 años, en las proximidades de una de las zonas más concurridas de la movida juvenil de la noche gaditana. El agresor, que pertenecía a la misma pandilla que Acosta y actuó, supuestamente, por celos, acudió a la comisaría de Policía acompañado de su padre. El herido está internado con pronóstico grave en el hospital Puerta del Mar de Cádiz, aunque no se teme por su vida. Juan Antonio Acosta fue uno de los jóvenes que resultó herido en enero de 2004 en el trágico derrumbe de la antigua academia de artillería de Cádiz, en el que falleció un menor de 16 años.

El apuñalamiento del joven sucedió a las 1,15 minutos de la madrugada del domingo en las proximidades de la calle General Menacho con la Alameda Apodaca, cerca de la Punta de San Felipe, una de las zonas más frecuentadas por los jóvenes las noches de los fines de semana. El agresor se acercó a su víctima, que dialogaba en ese momento con un grupo de amigos y su novia. Se le abalanzó por la espalda y le propinó cinco puñaladas. La más grave le perforó un pulmón, otra le causó una gran herida detrás de la oreja y las otras tres estuvieron a punto de alcanzarle algún órgano vital.

Los celos, posible móvil

De las primeras declaraciones del agresor, la víctima y los testigos, la policía sostiene que el detenido pudo actuar movido por los celos porque su novia le había dejado por Juan Antonio Acosta.

Este incidente se suma a los que semanalmente se registran en la zona de la movida juvenil de Cádiz. El más grave se produjo hace justo un año, cuando Francisco Gamboa, un universitario de 23 años, fue asesinado por un grupo de seis personas de edades comprendidas entre los 17 y 23 años.

El Ayuntamiento de Cádiz convocará una reunión de la Junta Local de Seguridad para abordar el dispositivo policial actual en la zona de la movida juvenil. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, remitió ayer una carta al subdelegado del Gobierno en la provincia gaditana, Sebastián Saucedo.

"Lamentamos que este fin de semana se haya vivido un nuevo enfrentamiento entre jóvenes, máxime cuando, además, se trata de una reyerta entre menores", dijo ayer el primer teniente alcalde, Enrique García Agulló, quien detalló que un total de 30 agentes de la Policía Local y 18 policías nacionales forman parte del dispositivo especial que se encargan de la seguridad en las zonas de la movida juvenil, repartida entre las plazas Mina y San Francisco, las calles aledañas y en la Punta de San Felipe, donde pueden llegar a concentrarse más de 8.000 jóvenes las noches y madrugadas de cada fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005