Tres anarquistas, procesados por poner bombas en Cataluña

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha decretado el procesamiento de tres presuntos integrantes de un "grupo radical de índole anarquista, que de forma asamblearia decidían la realización de actos de sabotaje mediante la colocación de artefactos incendiarios y explosivos". El grupo actuó en Cataluña entre 2001 y 2003.

Los procesados son: Jordi Vilaseca Cantacorps, de 22 años; Jordi Torné Chimenos, de 23, y Antonio Codina Agulló, de 21, todos ellos naturales de Torá (Lleida).

Entre otros hechos, están acusados de haber colocado un artefacto explosivo en el domicilio de Manuel Miret, candidato del PP en las elecciones municipales en Torá, que resultó parcialmente destruido. También están imputados por haber activado una bomba contra el centro de radioenlace de Retevisión en Montmaneu (Barcelona), que causó graves daños materiales.

Los procesados presuntamente colocaron otros dos artefactos contra sucursales de entidades bancarias de Cataluña. En una masía que tenían a su disposición en Calaf (Lleida), se encontraron otros artefactos, cohetes y material pirotécnico, así como un papel con matrículas de coches particulares de policías.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS