Desarticulada una red que obligó a 600 mujeres a prostituirse

Detenidas 31 personas en Alicante, Valencia, Barcelona y Palma de Mallorca

La policía ha dado el golpe de gracia a una organización de proxenetas que en los últimos tres años había traído a España a 600 mujeres, la mayoría rumanas y búlgaras, para prostituirlas en locales de alterne de Alicante, Valencia, Barcelona y Palma de Mallorca. La red, supuestamente capitaneada desde La Nuncia (Alicante) por el búlgaro Sasho Nedko A., de 42 años, tenía una subdivisión dedicada a coaccionar mediante palizas a las mujeres para mantenerlas sometidas. La Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsificación ha detenido durante la operación a 31 personas y ha localizado a 16 mujeres de cinco países que eran forzadas a prostituirse.

La red se dedicaba a todo. Falsificaba documentos (incluidos sellos de visado para el espacio Schengen), alteraba los números de bastidor de coches robados para usarlos en los traslados de mujeres, las introducía de forma irregular en España, las forzaba mediante amenazas y palizas y las explotaba sexual y económicamente.

Las mujeres estaban controladas en todo momento, ya que una vez que finalizaba la jornada que marcaba la organización en los locales de alterne (en Santa Pola, Benidorm y Alfa del Pí) eran trasladadas a los domicilios. Para realizar los traslados de las mujeres, los integrantes de la red utilizaban sus propios turismos o mini buses. Nueve de los detenidos (incluido el jefe de la red) son de nacionalidad búlgara, aunque hay también tres españoles, un bosnio y un alemán. Las mujeres que la organización tenía controladas en los tres clubes de alterne registrados en la última fase de la operación son rumanas, rusas, colombianas, brasileñas y paraguayas, todas residentes irregulares en España.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS