Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz-Mateos ofrece 200 millones por González Byass, que se niega a vender

El controvertido empresario José María Ruiz-Mateos hizo ayer temblar los cimientos del Marco de Jerez al ofrecer 200 millones de euros por la totalidad de las acciones de González Byass. La firma, al tener conocimiento de que la propuesta había llegado a los medios de comunicación, emitió una escueta pero muy contundente nota oficial recalcando que "González Byass no está en venta".

Nueva Rumasa, el holding propiedad de Ruiz-Mateos, presentó la oferta en firme el pasado lunes y la remitió por escrito al presidente del Consejo de Administración de González Byass, Carlos Espinosa de los Monteros, quien hasta ayer había preferido no pronunciarse con respecto a la misma. Sobre la mesa, 200 millones de euros por la totalidad de la que, en estos momentos, es la bodega más fuerte y consolidada del Marco de Jerez. La firma del Tío Pepe mostró ayer en un comunicado su "sorpresa" por la noticia, ya que, según sus responsables, no se había mantenido aún ningún tipo de conversación con Nueva Rumasa o la familia Ruiz-Mateos.

"González Byass no está en venta", rezaba de forma contundente la nota oficial. Fuentes de la bodega confirmaron a este medio que no es la primera vez que el conocido hombre de negocios jerezano intenta hacerse con las riendas de esta empresa vinatera. No en vano, una hipotética compra de González Byass por parte de José María Ruiz-Mateos dejaría más de 1000 hectáreas y 200.000 botas de vino de Jerez en manos de la división de bebidas de Nueva Rumasa, y devolvería al empresario el poder y el esplendor de los que gozaba en esta zona antes de la expropiación de Rumasa en 1982.

El creador del imperio de la abeja ha ido recuperando activos en el Marco y ya es propietario de Vinícola Soto, Sándeman (en su división de vinos de Jerez), y las bodegas Garvey, una potente firma de la que se encuentra especialmente orgulloso. Pero su nueva apuesta no podía ser más ambiciosa teniendo en cuenta el enorme potencial en el sector de González Byass, líder mundial en venta de vino fino gracias al Tío Pepe, y propietaria de Soberano, la marca de brandy más consumida en España. La empresa, cuyo capital está en manos al 100% de la familia González, obtuvo un beneficio neto de 8 millones de euros en el último ejercicio, alcanzando un volumen de negocio de 200 millones de euros.

La oferta de Ruiz-Mateos no fue ayer bien acogida en el sector bodeguero jerezano, enfrentado históricamente al empresario, al que acusan de mantener una política de precios y una estrategia comercial desestabilizadora para los mercados del vino de Jerez. Muy pocos apostaban por el éxito de esta operación, aunque la mayoría cree que Nueva Rumasa será perseverante y logrará en un breve plazo de tiempo hacerse con alguna de las grandes bodegas jerezanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2005