_
_
_
_
_

Los padres de dos niños de Málaga los retiran de sus colegios por acoso escolar

Los padres de dos niños de seis y siete años que cursan estudios de Primaria en colegios públicos de Estepona y San Pedro de Alcántara (Marbella), respectivamente, han denunciado a la Fiscalía del Menor de Málaga el acoso escolar que padecen sus hijos por parte de dos compañeros de clase, motivo por el que hace casi una semana que dejaron de asistir a los centros. Según José Luis Calvo, presidente de la Asociación Pro Derechos del Niño (Prodeni), ambas familias presentaron denuncias en comisaría al considerar que la dirección de los colegios no garantizaba la seguridad de sus hijos frente a los continuos insultos y amenazas que recibían por parte de sus presuntos agresores.

En el caso del alumno de siete años, que cursa 3º de Primaria en un centro de San Pedro de Alcántara, los padres denuncian que pusieron los hechos en conocimiento de la Delegación de Educación mediante tres escritos enviados a través de Prodeni los días 10, 13 y 17 de octubre, instando a "una solución inmediata del problema". Pero según el presidente de esta asociación, "no sólo no se ha producido, sino que ha obligado a los padres a dejar al niño en casa desde el pasado 24 de octubre". Los padres no aceptarán que vuelva al colegio, donde también estudia otra de sus hijas, hasta que no se les garantice "protección y seguridad" para el niño.

En el caso del niño de seis años, que estudia 2º de Primaria en un colegio de Estepona, los padres aseguran, según Calvo, "que las amenazas, insultos y agresiones" se producen desde el curso pasado y que la "inoperancia" de la dirección del centro "ha conseguido que el conflicto se extienda a las propias familias". Según el presidente de Prodeni, los padres se niegan a que el menor regrese a ese colegio, al que no acude desde el 28 de octubre, ya que sufre trastornos psicológicos tras lo sucedido. Han solicitado a la Delegación provincial de Educación de la Junta un cambio de centro.

Desde la Delegación de Educación de Málaga no se quiere valorar de momento la gravedad de las denuncias, y se asegura que ambos casos están en manos del Servicio de Inspección, cuyo informe definitivo se espera para principios de la próxima semana, cuando el delegado adoptará las medidas pertinentes. Calvo denuncia "la falta de celeridad y de eficacia" de la Administración a la hora de dar soluciones al acoso escolar. "Con la actuación del Servicio de Inspección siempre pasa lo mismo. Tardan 15 o 20 días en actuar y no dan soluciones inmediatas a los problemas, provocando el absentismo de los menores afectados", afirma.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_