Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OPERACIÓN RETORNO

El puente se cierra con menos muertos en carretera que en 2004

39 personas habían fallecido hasta las ocho de la tarde de ayer, 10 menos que en 2004

La salida escalonada y las buenas condiciones meteorológicas hicieron que la vuelta del puente de Todos los Santos fuera fluida. Las carreteras españolas registraron ayer en el momento más crítico 95 kilómetros de atascos, "menos que un domingo normal", según el subdirector de la Dirección General de Tráfico, Federico Fernández. Con un día más de puente que en 2004, el balance provisional de fallecidos se sitúa en 39, 10 personas menos que el año pasado.

A cinco horas de finalizar la operación retorno, por tanto sin el balance definitivo, habían fallecido en las carreteras 39 personas, 10 menos que el año pasado, con un día más de puente. Si el año pasado murieron sobre el asfalto 0,6 personas a la hora, este año han muerto 0,3.

Estos datos confirman que el descenso lento pero paulatino de la siniestralidad en las carreteras sigue su curso. En lo que va de año (hasta el 30 de octubre) han muerto 2.802 personas, 167 menos que en el mismo periodo de 2004, lo que supone un descenso del 5,6%. Además, en octubre, uno de los meses con mayor siniestralidad después de la época estival, han descendido las víctimas mortales un 19,4%.

Lo que sí que ha aumentado durante el puente es el número de heridos. 66 personas han sufrido traumatismos de diversa consideración, 12 más que en 2004, debido fundamentalmente a que un autobús volcó en Tenerife, provocando, además de la muerte de dos mujeres y un bebé, heridas a 28 personas. Este siniestro se produjo el domingo 30 de octubre -el día más trágico de todo el periodo vacacional, con 15 fallecidos- al sur de Tenerife, cuando un autobús con turistas suecos volcó después de que el conductor de una furgoneta que dio positivo en la prueba de alcoholemia hiciera una maniobra irregular. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias informó ayer de que 17 de los heridos han sido dados de alta, y dos continúan en estado grave.

Además, hubo tres accidentes con dos muertos cada uno. El primero tuvo lugar el sábado en Muskiz (Vizcaya), cuando el conductor de una motocicleta atropelló a un peatón en la N-634. Ambos murieron sobre el asfalto. El mismo día, en la N-110 Soria-Plasencia, en el término municipal de Fuentemilanos (Segovia), un turismo se salió de la vía a las 22.30, por causas desconocidas. Fallecieron dos de sus ocupantes y otro resultó herido de gravedad. El último accidente con dos fallecidos se produjo el domingo en la N-502, en Alcaracejos (Córdoba), debido a una colisión frontolateral entre dos turismos. La velocidad excesiva aparece como la causa determinante del siniestro, que provocó también heridas graves a cuatro personas y leves a una.

- Dos fallecidos el día de Todos los Santos. Ayer se produjeron dos accidentes mortales. El primero en Albacete, en la N-310, a las 7.10. Un colisión lateral de dos turismos provocó el fallecimiento de una persona y heridas graves a otras dos. El segundo siniestro tuvo lugar en Cuenca, en la N-301, hacia las 11.30 de la mañana, cuando un turismo arroyó a una persona de 77 años.

- Un kamikaze provoca el pánico. El conductor de una furgoneta de reparto circuló en la madrugada de ayer en sentido contrario durante unos 10 minutos por la carretera A-5 (Madrid-Extremadura) en dirección a la capital, colisionando con varios vehículos y provocando la semiamputación del brazo izquierdo de otro conductor. Durante este tiempo, el servicio de emergencias 112 recibió 27 llamadas de los ciudadanos que cruzaban con el kamikaze.

La primera llamada se recibió a las 2.08 horas, cuando el infractor entró en la A-5 en sentido contrario, a la altura de Arroyomolinos, en el kilómetro 25. La Guardia Civil comenzó a perseguirle hasta que, después de chocar con varios vehículos, colisionó con un turismo, a la altura de Alcorcón (kilómetro 12). La peor parte se la llevó el conductor de este vehículo, un hombre de unos 50 años, que sufrió la semiamputación del brazo izquierdo a la altura del codo. Fue trasladado al hospital Fundación de Alcorcón en estado grave. El kamikaze, de unos 30 años, fue trasladado al mismo centro hospitalario con un moderado traumatismo abdominal.

- Retorno escalonado. "Ha habido menos atascos que un domingo normal", afirmó contundentemente ayer el subdirector de la Dirección General de Tráfico (DGT), Federico Fernández, hacia las ocho de la tarde. La causa fundamental, según el responsable de la DGT, fue el retorno escalonado. Muchos de los conductores regresaron el lunes y el martes por la mañana. "Aunque ha habido prácticamente el mismo volumen de tráfico, quizá un 3% menos, que no se haya concentrado en la última tarde se nota mucho", explicó. El año pasado se produjeron, entre las ocho y las nueve de la noche, 450 kilómetros de atascos. Además, las condiciones meteorológicas han contribuido a la fluidez circulatoria. "El pasado viernes se produjeron menos desplazamientos que el año pasado y sin embargo la lluvia provocó que se registraran los mismos atascos". El tapón llegó a alcanzar los 270 kilómetros.

- 95 kilómetros de atasco. Ayer, en el momento más crítico, hacia las ocho de la tarde, había 95 kilómetros de circulación lenta con paradas muy repartidos por todo el territorio español. No se registraron los casi 30 kilómetros de atasco que se concentraron el año pasado en una misma vía. La carretera que tuvo retenciones más prolongadas, hacia las dos de la tarde, fue la C-16 en Barcelona, con 16 kilómetros de circulación lenta con paradas. A las cuatro de la tarde, eran 17 los kilómetros con tráfico lento en toda España. En la A-6 se concentraban siete kilómetros y el resto se repartían entre Alicante y Barcelona.

Una hora más tarde había 10 kilómetros más de retenciones. En las entradas a la Comunidad de Madrid se registraban ocho kilómetros en la A-6 y tres en la A-5. En la provincia de Barcelona los problemas se repartían entre la C-16 (con dos kilómetros de retención) y la C-17 (con tres). Además, había tres kilómetros con problemas en ambos sentidos en Cocentaina (Alicante), repartidos entre la N-340 y CV-90.

Hacia las seis de la tarde se registraban 36 kilómetros de circulación lenta con paradas. Los conductores más afectados eran los que circulaban en Asturias por la N-632, a la altura de Soto del Barco, donde había 11 kilómetros de tráfico lento. En la provincia de Alicante se registraban siete kilómetros, en Elda y Cocentaina, y otros siete en Barcelona, repartidos entre la A-2, la C-16 y C-17.

Según avanzaba la tarde, los problemas circulatorios aumentaban. Hacia las siete, eran 93 los kilómetros taponados en las carreteras españolas. Alicante, con 18 kilómetros, era la región con más atascos. A las ocho de la tarde había 95 kilómetros con tráfico lento, aunque los problemas estaban mucho más repartidos. La vía con más atascos, durante nueve kilómetros, era la A-4 a su paso por Sevilla. A las nueve, los problemas prácticamente desaparecieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 2005