Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | Masters Series de Madrid

Santana: "Nadal arrastra a las masas"

Manolo Santana, director del Masters Series de tenis de Madrid, asegura que este torneo está "muy consolidado" y que tiene "mucha calidad". No es para menos. El prestigio a nivel deportivo y social logrado en las ediciones anteriores augura una gran cuarta edición. El Madrid Arena de la Casa de Campo comenzó a ver el jueves pasado el primer desfile de raquetas en la fase previa, que terminará mañana para dar paso al plato fuerte el próximo lunes.

A pesar de las bajas de Federer, número uno del mundo, Hewitt, Agassi y Safin, campeón de la pasada edición, y la de ayer a última hora de Gasquet, que dice adiós a la temporada por una lesión en un codo, el público ha respondido. "Ya no hay entradas para el viernes 21, para las semifinales del sábado 22 y para la final del domingo 23. La asistencia está más que asegurada", cuenta Santana.

"Gran parte de culpa" la tiene Rafael Nadal, que ayer llegó a Madrid y estuvo entrenándose en el Madrid Arena. El número dos del mundo y campeón de Roland Garros "arrastra a las masas". Con 19 años ha demostrado una mentalidad férrea, un poderío en su juego y una confianza en sí mismo que asusta a sus rivales. En Madrid tendrá la oportunidad de lograr su undécimo triunfo. Santana lo ve claro: "Nadal ha demostrado que juega bien en todas las superficies. Es un fuera de serie y seguro que ofrece un gran tenis. Además, las pistas indoor no se le dan tan mal. Ganó en Montreal a Agassi y estuvo a punto de vencer a Federer en Cayo Vizcaíno".

Mucha gente soñó con una hipotética final en Madrid entre Federer y Nadal. "Es una pena que Federer se haya lesionado. Estaba muy ilusionado y quería jugar este torneo. Yo creo que ha sido mala suerte y las lesiones es algo que no podemos controlar", se lamenta Santana. El final del curso está a la vuelta de la esquina y el calendario señala a Madrid como el penúltimo Masters Series de la temporada. Partidos, torneos del Grand Slam, viajes... Un cóctel muy peligroso que, si no se mezcla bien, puede pasar factura a muchos jugadores como otros años. Pero la competición continúa y Santana sueña: "Ojalá que la final la disputen dos españoles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2005