Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP aventaja en 11,4 puntos al PSPV

El mapa político valenciano está congelado. Atravesado el ecuador de la legislatura, el PP mantiene en intención de voto la ventaja de 11,4 puntos que logró sobre el PSPV en las últimas elecciones autonómicas. Una encuesta del Instituto Opina para EL PAÍS revela que, de celebrarse hoy elecciones autonómicas, populares, socialistas y Esquerra Unida repetirían los resultados obtenidos hace algo más de dos años. Según el sondeo, el PP tiene una intención de voto del 48%; el PSPV del 36,6% y Esquerra Unida-L'Entesa del 6,5%. Porcentajes casi idénticos a los que obtuvieron en los comicios de 2003. Tan sólo los dos partidos autóctonos, el Bloc Nacionalista Valencià y Unión Valenciana retroceden. Los nacionalistas registran una intención de voto del 3,2%, mientras que en las elecciones obtuvieron un apoyo del 4,8% del electorado. Los regionalistas, según esta encuesta, pierden la mitad de los apoyos obtenidos en 2003, ya que sólo tienen una intención de voto del 1,5%. Los indecisos y los que no revelan su preferencia de voto representan más del 20%.

Camps afianza su liderazgo político, Pla aprueba y Zaplana suspende

La actuación del Consell de la Generalitat es calificada con un nota media de 5,99

La ventaja popular se reduce a 4,4 puntos sobre el PSOE en unas elecciones generales

En caso de que se celebrasen elecciones generales, en vez de autonómicas, el PP también sería la fuerza más votada, aunque reduciría su ventaja sobre el PSOE a 4,4 puntos. La intención de voto que recoge el sondeo coincide milimétricamente con el porcentaje obtenido por populares, socialistas y Esquerra Unida en las elecciones generales de marzo de 2004. La encuesta

revela que, en la actualidad, el PSOE es capaz de movilizar más a su electorado en unos comicios generales que autonómicos.

La situación económica de la Comunidad Valenciana es calificada como buena por un 43,9% de los encuestados, frente a un 17,8% que la tacha de mala. Respecto a la evolución económica de los últimos años, el 46,3% de los entrevistados opina que se ha mejorado frente al 25,6% que dice que ha empeorado.

La situación política no genera el mismo optimismo. El 38,8% dice que es regular, aunque son más quienes la califican como buena (34%) que los que la tachan de mala (19,3%). Una percepción, que varía sustancialmente si los votantes son del PP, del PSPV o de EU. Los primeros son muy optimistas (el 56,2% dice que la situación política es buena), mientras que entre los votantes de izquierda el mayor porcentaje la tacha de mala.

Los valencianos, sin embargo, valoran con un bien (5,99) la actuación del Consell de la Generalitat, que es aprobada también por el electorado socialista que puntúa con un 5,16 al Ejecutivo popular. Los votantes de Esquerra Unida suspenden al Gobierno valenciano con un 4,35, mientras que los votantes populares lo puntuan con un 7,01.

Tras más de dos años de legislatura, el liderazgo del presidente de la Generalitat y del PP valenciano, Francisco Camps, se afianza respecto al de Eduardo Zaplana. Camps es ya conocido por la mayor parte de los valencianos y obtiene mejor valoración (6,1) que el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana (4,7). En estos dos años, un 18,8% de los valencianos ha aumentado su confianza en el jefe del Consell, frente al 14,8% que dice que ha disminuido. Sin embargo, el liderazgo del PP mejor valorado sigue siendo el de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá (6,4), que obtiene la mejor puntuación en las tres provincias.

El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, es el tercero de los líderes que supera el aprobado (5,18), justo por detrás de Camps. El ministro de Administraciones Públicas, el socialista Jordi Sevilla, obtiene un 4,92. Valoración inferior a la del líder del Bloc, Enric Morera (4,96), pero superior a la que obtiene la dirigente de EU, Glòria Marcos (4,72). El presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra (PP) es quien obtiene la peor puntuación con un 3,21 puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de octubre de 2005