Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laporta compara el caso del juvenil argentino con el que sufrió Di Stéfano

Joan Laporta, presidente del Barça, se pronunció sobre las denuncias del Deportivo y el Alavés por la licencia de Messi. Sin necesidad de que nadie le preguntara, ilustró la situación con un ejemplo: "Esta insistencia para evitar que Messi juegue con el Barcelona puede tener también referencias históricas. No quiero pensar que ahora, en una época en la que los derechos y libertades democráticas existen, se vuelvan a producir hechos que ya pasaron, como el caso Di Stéfano, pero parece que hay un especial interés en que Messi no juegue con el Barcelona". La llegada a España de La Saeta produjo un conflicto entre Barça y Madrid. Ambos esgrimieron que tenían un contrato con el jugador, ante lo que la federación decidió que jugara una temporada en cada equipo. El Barça renunció a ello.

Laporta consideró "muy respetables" las acciones legales que cualquier club decida emprender para impugnar el partido contra el Zaragoza por la alineación de Messi o cualquier otro encuentro que juegue el hispano argentino en un futuro inmediato, pero afirmó que no existe "base jurídica para ello", y dijo estar tranquilo: "Tenemos la base legal adecuada. No se qué más quieren que hagamos. Lo intentamos por vía administrativa y ahora que tiene pasaporte español siguen poniendo problemas. No sé a qué obedece este interés tan grande por perjudicar la carrera del jugador", se preguntó. Una maniobra que definió así: "Se está tejiendo una telaraña para evitar que Messi pueda jugar en el Barça".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de octubre de 2005