Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

La puerta abierta

El adiós de Sigfrido Herráez, hasta ayer concejal delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS), estaba anunciado hacía semanas.

El primer pleno del nuevo curso comenzaría con la renuncia al acta de concejal del único miembro del actual equipo de gobierno que trabajó con el anterior alcalde, José María Álvarez del Manzano.

En la sala de plenos, Herráez leyó un largo discurso, en el que enumeró los logros de su gestión en 14 años, como la implantación de los parquímetros. Pero, sobre todo, dejó abierta la puerta a una futura vuelta a la política. "Si hay ocasión y la mayoría lo considera", afirmó. Antes, había asegurado que deja la política para dedicarse a ejercer la arquitectura.

Al actual alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, Herráez le dijo que sólo le debía "gratitud, amistad y respeto". El regidor le agradeció en nombre de la ciudad su esfuerzo. "El respeto se lo ha ganado por méritos; la amistad, esté donde esté, la conservará siempre", agregó Gallardón.

Tras estas palabras, el ya ex edil se levantó, recibió los abrazos de algunos concejales y dejó el salón de plenos, acompañado de su equipo, que seguía el pleno desde la tribuna. Cinco minutos después, Herráez regresó a su asiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005