Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÓRMULA UNO | Gran Premio de Brasil

Renault se ve más cerca de McLaren

La nueva evolución del motor del coche de Fisichella y Alonso resta unas décimas al de Raikkonen

Más o menos, las cosas siguen igual. McLaren sigue contando con el coche más rápido y Renault apuesta de nuevo por la fiabilidad. Estas son las dos premisas que han marcado el campeonato del mundo de fórmula 1 esta temporada, cuyo desenlace se puede producir el domingo en Brasil, y que han llevado a las dos escuderías a una lucha sin cuartel por los dos títulos en juego. La evolución que Renault ha presentado en Interlagos en su motor RS25 se ha desvelado como menos eficaz de lo esperado por producirse en un circuito tan exigente, con tanta humedad, 62%, y con tanta presión, 926,5 milibares. La distancia entre McLaren y Renault se ha estrechado sólo unas décimas, pero sigue estando situada en alrededor de un segundo por vuelta. Y ello a pesar de que ayer, en la primera sesión de entrenamientos libres, Fernando Alonso estuvo en los tiempos de Alex Wurz, piloto probador de McLaren, y por delante de Raikkonen y Montoya.

"En un circuito con tanta humedad y presión, la mejora apenas se va a notar", dicen en Renault

Después, en la segunda sesión libre, se impusieron de nuevo los cánones habituales: los McLaren marcaron la pauta y le sacaron a los dos Renault alrededor de un segundo. Sin embargo, Raikkonen no consiguió arañar más que cuatro décimas a Fisichella y a Alonso, que rodaron en 1m 13,5s. "Nunca logré ajustar el set-up, ni me sentí cómodo en el circuito", comentó el piloto finlandés, que esta vez no cuenta con la colaboración de Pedro De la Rosa -aquí le sustituye Wurz como tercer piloto-, que supone una gran ayuda para él puesto que su conducción es más parecida a la suya que a la de Montoya y aporta unos ajustes más convenientes para el finlandés. "En la segunda tanda, íbamos con una carga de 60 kilos de gasolina, porque queríamos hacer probaturas y de ahí nuestros peores tiempos", explicó una fuente de Renault.

En la escudería francesa, sin embargo, se respiraba cierto optimismo pensando que Alonso había logrado correr en 1m 12,7s en la primera tanda, un tiempo que invitaba al optimismo. Sin embargo, el equipo se muestra conservador en todo lo que afecta a Alonso, que podría proclamarse el campeón del mundo más joven de la historia -con 24 años, un mes y 27 días- si concluye como mínimo en tercera posición en el Gran Premio de Brasil, o simplemente si Raikkonen no acaba entre los cuatro primeros.

Ayer, hubo cierta controversia en el seno de Renault, porque mientras Alonso había afirmado que corre con el motor convencional, Dennis Chevrier, máximo responsable de motores de Renault, y el propio director de la escudería, Flavio Briatore, afirmaron que los dos coches van equipados con la última evolución de motor y con algunas mejoras aerodinámicas. "Lo que aquí presentamos es una evolución intermedia del motor", afirmó Chevrier. "Pero en un circuito bacheado, con tanta humedad y presión como éste, la mejora apenas se va a notar. No queremos correr ningún riesgo, especialmente en el coche de Alonso. Sin embargo, estamos convencidos de que esta evolución permitirá mejorar algunas décimas y de que el motor tendrá la misma fiabilidad que hemos tenido toda la temporada. En las pruebas realizadas, ha realizado más de 2000 kilómetros sin plantear ningún problema".

La evolución completa que Renault tiene preparada para este final de temporada no se aplicará hasta China, a no ser que alguno de los dos coches rompa el motor en Interlagos. Si Fernando Alonso consigue en Brasil el objetivo prioritario del equipo de asegurarse el título mundial de pilotos, entonces la escudería francesa podrá arriesgar mucho más y atacar en profundidad a McLaren para evitar que les arañe el título de marcas. "Éste será entonces nuestro objetivo", concluye Chevrier. "Pero en ningún caso deberemos tomar riesgos excesivos, porque la lucha será muy ajustada. Sin embargo, estoy convencido de que ganaremos velocidad y, con algunas mejoras aerodinámicas también previstas, estaremos en condiciones de superar incluso a los McLaren".

La cuestión hoy, en la prueba de clasificación (18.00, Tele 5 y TV3), será comprobar si la lucha por la victoria sigue centrada en estas dos escuderías o se incorporan algunos otros equipos y pilotos, que sean capaces de interponerse en la batalla particular de Alonso y Raikkonen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de septiembre de 2005