Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaume Balagueró rueda para Tele 5 la última "película para no dormir"

Los actores Adrià Collado y Macarena Gómez protagonizan el telefilme de terror

Jaume Balagueró (Los sin nombre, Darkness) apenas ha tenido tiempo para celebrar la buena acogida en el Festival de Cine de Venecia de Frágiles, su nueva película protagonizada por Calista Flockhart (Ally McBeal), y ya está inmerso en el rodaje en Barcelona de Para entrar a vivir. Ésta es la sexta y última entrega de la serie de suspense Películas para no dormir, que Tele 5 emitirá el próximo año. "Es muy salvaje", anuncia el director.

De nuevo, Jaume Balagueró parte de una historia cotidiana para poner los pelos de punta al espectador. El telefilme se adentra en la terrorífica experiencia de una joven pareja que busca una casa para vivir con su futuro hijo. Mario y Clara -interpretados por Adrià Collado (Aquí no hay quien viva) y Macarena Gómez (El calentito)- están hartos de patearse la ciudad. No obstante, aceptan la oferta de una agencia para visitar un piso más, que parece ser muy especial.

Lo que en el tablón de anuncios se presentaba como una ganga, se acabará convirtiendo en una pesadilla. En parte, gracias a los malos oficios de Pepa, una cruel vendedora inmobiliaria encarnada por Núria González (Los Serrano). "Aceptan ir a ver el piso atraídos por el típico reclamo de ideal para parejas, luminoso, reformado, parqué, todo aluminio y listo para entrar a vivir. Cuando lo visitan, empiezan a descubrir cosas inquietantes", explicó ayer el director en la presentación del telefilme. "Es una película muy dura, los personajes viven un auténtico infierno".

Los protagonistas empiezan a desconfiar pronto. La zona parece un suburbio abandonado y en el inmueble se encuentran con un montón de viejos maniquíes desperdigados por las escaleras. Todo muy inquietante. El piso está en la tercera planta y enseguida descubrirán que han caído en una trampa. Como insectos atrapados en una tela de araña, perciben que no podrán salir de allí nunca más.

Sin embargo, Clara no es una presa fácil. "Mi personaje no es la típica reina del grito, tiene mucho carácter. Trata de escapar con todas sus fuerzas. Intenta salvar a su novio. La que lleva los pantalones soy yo", apuntó Gómez. Por su parte, Núria González confiesa haber disfrutado mucho en su papel de perversa. "Es muy mala, pero con motivos", apuntó la actriz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de septiembre de 2005