_
_
_
_
_
FÚTBOL | Segunda jornada de Liga

Torres: "Luis no me ha dado la confianza de otros entrenadores"

Fernando Torres está molesto. Al delantero rojiblanco aún le escuece haber sido cambiado por Tamudo en el partido contra Serbia el miércoles, después de que el seleccionador, Luis Aragonés, le diera la oportunidad de jugar de titular por la lesión de Morientes.

"Luis me conoce, le he tenido aquí [en el Atlético] y no me ha dado la confianza que sí me han dado otros entrenadores. Me molestó el cambio. Es su decisión, él es el que manda y hay que respetarle", aseguró.

El máximo goleador español en Liga la temporada pasada con 16 tantos sabe que en los últimos partidos con España no ha estado "a la altura". "Lo primero es la autocrítica, saber que se espera mucho más de mí y pedir paciencia porque sé que lo voy a conseguir. Cada partido no tiene que ser un examen y no tengo que demostrar nada a nadie", analizó Torres.

El Niño debutó con España el 1 de septiembre de 2003. Ha sido 17 veces internacional y ha marcado tres goles. Una cifra menor si se tiene en cuenta el número de tantos que ha conseguido desde que debutó en Primera: 48. Torres vive del gol, es un delantero con una punta de velocidad extraordinaria, tiene un disparo potente y remata bien de cabeza. Eso al menos dijo Luis Aragonés cuando le vio jugar y fue su entrenador en Segunda División: "Torres posee unas condiciones magníficas de gran delantero para triunfar en el fútbol".

Pero con España no acaba de encontrar su juego. En los amistosos previos al partido contra Serbia, Torres no ha jugado bien y él lo reconoce. Contra Uruguay saltó al campo en la segunda parte y no marcó. Ante Canadá jugó 54 minutos, perdió cuatro veces el balón y no remató a puerta. La afición del Sardinero le despidió entre pitos, algo que recriminó ayer el delantero: "Hay que diferenciar cuando juegas con tu equipo o la selección. La gente se tiene que dar cuenta de que si juega la selección, jugamos todos". Y el miércoles, en el Calderón, en su estadio y en un encuentro en el que España se jugaba buena parta de su futuro, Torres fue sustituido a los 52 minutos tras disparar una sola vez a puerta.

Riazor, un campo maldito

Carlos Bianchi, entrenador del Atlético de Madrid, tiene hoy una difícil papeleta en la segunda jornada de Liga: ganar al Deportivo en Riazor. La última victoria liguera del conjunto rojiblanco en el estadio coruñés fue en la temporada 94-95 (0-1) y, desde entonces, no ha conseguido ganar y ha perdido en sus cuatro últimas visitas.

Caparrós podría dar unos minutos al delantero uruguayo Taborda, la última incorporación del equipo coruñés, y recupera para este partido a Coloccini. El internacional argentino, que arrastró unas molestias en la rodilla en la pretemporada, jugó con su selección la semana pasada y se encuentra recuperado. Peores noticias tiene el Atlético, que pierde a Ibagaza por una lesión muscular y a Velasco por una sobrecarga.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_