Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una concursante pretende dar a luz en la versión holandesa de 'Gran Hermano'

Tanya, una joven embarazada que participa en la versión holandesa de Gran Hermano, tiene muy claras sus intenciones. Espera dar a luz en directo en la casa donde debe permanecer 100 días encerrada junto con otra docena de personas. "Mi hijo estará orgulloso de haber nacido en un plató", ha dicho. El Ministerio de Asuntos Sociales no lo ve así. Las normas que regulan el bienestar de los menores son muy estrictas en los Países Bajos, y se ha ordenado una investigación sobre la posible emisión del parto. La polémica no ha podido llegar en mejor momento para el padre del formato, el empresario John de Mol. Metido de lleno en su nueva aventura mediática, la cadena Talpa, en antena desde principios de agosto, lo de la embarazada es sólo una de sus últimas ideas.

Talpa vive en una especie de periodo de pruebas, con varias series piloto compitiendo para hacerse un lugar en la parrilla. Una de las más destacadas presenta a varias mujeres en busca de un donante de semen para tener un niño. Se titula Quiero tu hijo... y nada más, y en la primera entrega, las candidatas a la maternidad eran una pareja de lesbianas treintañeras. Otro de los programas en liza sigue a varias prostitutas que quieren cambiar de vida. Otro más, a dos jóvenes que se prometen en matrimonio sin conocerse. El conjunto de la nueva programación de Talpa tal vez parezca algo atrevido, pero De Mol cuenta ya con una baza clásica y segura: la transmisión de las mejores jugadas de la liga holandesa. Dichos derechos llevaban 40 años en manos de la televisión nacional (NOS).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de agosto de 2005