Trece heridos y cinco detenidos en Burgos durante una protesta contra un aparcamiento

La delegada del Gobierno acusa a grupos anarquistas de provocar los incidentes

Trece personas resultaron heridas la noche del pasado jueves en Burgos durante los enfrentamientos entre grupos de vecinos que se oponen a la construcción de un aparcamiento subterráneo, ordenado por el Ayuntamiento de la ciudad, y miembros de la policía. Cuatro participantes en los altercados pasaron ayer a disposición judicial tras los enfrentamientos con los agentes. Otro detenido, un menor, fue puesto en libertad con cargos. Siete de los heridos, todos de carácter leve, son policías. Dos ciudadanos formularon ayer denuncias por lesiones.

Los enfrentamientos son consecuencia de una protesta que surgió tras una asamblea vecinal para decidir medidas de presión, una vez que el Ayuntamiento de Burgos decidió iniciar las obras de construcción de un aparcamiento subterráneo en contra de la opinión de los vecinos de la Avenida Eladio Perlado, del barrio de Gamonal. Los vecinos aseguran que no se ha presentado ningún informe técnico que avale la seguridad de los edificios, donde obras anteriores de mucha menor envergadura ocasionaron grietas importantes.

En la mañana de ayer se reunió con carácter de urgencia la junta de seguridad local, de la que forman parte representantes de las Administraciones central y local. Tras la reunión, la subdelegada del Gobierno en Burgos, Berta Tricio, declaró: "Una cosa son las protestas de los vecinos, como la que se produjo el mismo jueves por la mañana, y otra los incidentes de la noche, organizados por grupos radicales extremistas vinculados a movimientos anarquistas".

Ya a primera hora del jueves, hacia las seis de la madrugada, cuando comenzaron a colocarse las vallas y las casetas de obra para construir el aparcamiento, un grupo de vecinos intentó evitarlo, lo que desembocó en varios forcejeos y la detención de dos personas, que fueron puestas poco después en libertad.

Tras una asamblea vecinal celebrada por la tarde, los incidentes tomaron un cariz más grave. Hacia las nueve de la noche un grupo de jóvenes comenzó a tirar las vallas y volcar contenedores de basura y vidrio, pese a la presencia de 45 policías. Cuando los jóvenes quemaron un contenedor se produjo la primera carga de los antidisturbios.

Los enfrentamientos y las carreras se sucedieron hasta después de la medianoche. Los agentes tuvieron incluso que enfrentarse al riesgo añadido que se produjo cuando comenzaron a caer varios objetos contundentes desde algunas ventanas del barrio, entre ellos una sartén, objetos de cristal y la tapa de un inodoro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las obras continuaron ayer, aunque durante todo el fin de semana se mantendrá un dispositivo de vigilancia especial para evitar nuevos incidentes.

La decisión de construir tres aparcamientos subterráneos, adoptada por el Gobierno municipal de Burgos, donde el Partido Popular cuenta con mayoría absoluta, se ha encontrado desde el principio con una amplia contestación popular.

Aspecto que presentaba la madrugada del viernes una de las calles del barrio del Gamonal de Burgos.
Aspecto que presentaba la madrugada del viernes una de las calles del barrio del Gamonal de Burgos.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS