Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una psicóloga alerta del aumento de la violencia de género entre los jóvenes

Santander

Rosaura González Méndez, psicóloga y profesora de la Universidad de La Laguna, alerta del aumento de la violencia de género entre los jóvenes, con un descenso de la franja de edad considerada de riesgo, así como del incremento del riesgo de ser víctima de esta violencia a medida que la relación adquiere mayor grado de compromiso.

La experta, que participó esta semana en el curso '*Es posible prevenir la violencia de género?', celebrado en el marco de los XXI Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria, recalcó que la violencia de género es "un problema importante y creciente" en el que la franja de riesgo, de entre 21 y 40 años, está descendiendo y llega ya a rozar la mayoría de edad.

Según informa la UC en un comunicado, la experta puso de manifiesto en sus intervenciones en el encuentro que las agresiones comienzan "muy pronto" y, en ocasiones, precedidas por ataques psicológicos, verbales o sexuales. En su opinión, el riesgo aumenta a medida que las relaciones pasan por fases que implican mayor nivel de compromiso.

Según dijo, la violencia "puede aflorar ya durante la época de noviazgo" y puso como ejemplo datos del Ministerio del Interior que constatan en los últimos años un incremento de las denuncias por maltrato interpuestas por personas que mantenían una relación de noviazgo con su agresor, al tiempo que ha aumentado el porcentaje de mujeres muertas a manos de su novio o ex novio.

Respecto a los agresores, González Méndez explicó que no existe un perfil, sino factores de riesgo comunes. Lamentó además que "los jóvenes consideran que la violencia es justificable cuando hay

conflictos, porque no saben estrategias alternativas".

La experta destacó que "la mayoría de las relaciones no se rompen cuando hay agresiones, porque comienza a haber una tolerancia al haberse establecido un vínculo con el agresor". En ese momento,

asegura, surge un conflicto y las víctimas llegan a justificar la agresión y "cuanto más tiempo pasa antes de que se produzca el primer episodio de violencia es más probable que la relación continúe a

pesar de las agresiones".

Incluso en el caso de que haya una ruptura, advirtió que "los jóvenes pueden aprender formas inadecuadas de relacionarse con la pareja que, probablemente, repetirán en el futuro".

Una de las fórmulas para remediar estas actitudes violentas reside en la prevención. Rosaura González destaca que los expertos recomiendan que los programas comiencen antes de que los adolescentes tengan su primera vivencia en pareja y que estén dirigidos al conjunto de la población juvenil y no sólo a los grupos con mayor riesgo, "para así evitar estigmatizar a los que están en programas específicos".

Uno de los aspectos que llaman la atención de las investigaciones realizadas a grupos de jóvenes es que las chicas comienzan a responder en los mismos términos, creando una dinámica que "no hace más que engordar el problema", por lo que la experta recomienda que hay que enseñarles estrategias alternativas que no sean "devolver la torta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de agosto de 2005