Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ATLETISMO | Comienzan los Campeonatos del Mundo

Nuevas estrellas

El Guerruj, Gebreselassie o Jones, ausentes, dan el relevo

Una pequeña nómina de atletas se encargará de gobernar la transición del atletismo en los Campeonatos del Mundo de Helsinki, en los que predominará la juventud. Campeones olímpicos como Justin Gatlin (100 metros), Jeremy Wariner (400 metros) o Kenenisa Bekele (10.000 metros) todavía no han alcanzado el cénit de sus carreras. Al menos, por su edad. Con la ausencia de viejos campeones como Hicham el Guerruj, Haile Gebreselassie o Marion Jones, a ellos les toca ahora el papel de primeras estrellas. Detrás aparece una interesante colección de jóvenes, casi todos estadounidenses. Éstos serán algunos de los protagonistas de las competiciones que comienzan hoy:

- Justin Gatlin (Estados Unidos): 100 y 200 metros. La ausencia del jamaicano Asafa Powell, reciente plusmarquista mundial de los 100 metros, ha desinflado uno de los duelos más esperados de los Mundiales. En Helsinki, Gatlin es el favorito unánime. Atleta de perfil bajo, su impresionante capacidad como competidor no admite dudas. Es en los grandes momentos cuando el velocista norteamericano ofrece su mejor versión, como sucedió precisamente en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en los que destrozó los pronósticos con su victoria sobre Obikwelu, Greene, Crawford y el propio Powell.

- Kenenisa Bekele (Etiopía): 5.000 y 10.000 metros. Sin el gran Gebreselassie, el fondo pertenece a su sucesor, Kenenisa Bekele, cuyo dominio ha sido aplastante en los dos últimos años. Tan sólo se ha encontrado con un obstáculo: la prueba de los 5.000 metros, en la que fue derrotado por el keniano Kipchoge en los Mundiales de París 2003 y por el marroquí El Guerruj en los Juegos de Atenas. Bekele no atraviesa un periodo pletórico. La muerte de su novia, el pasado invierno, y la ausencia de rivales han pesado en él durante toda la temporada. En Helsinki volverá a encontrarse con Kipchoge y con Mottram, el sorprendente australiano que cada vez se acerca más a las marcas de los africanos.

- Paula Radcliffe (Reino Unido): 10.000 metros y maratón. Estaba destinada a coronarse como la reina de los Juegos de Atenas y terminó destrozada en la prueba de maratón, en medio de dramáticas escenas de agotamiento y decepción. Un año después vuelve para disputar el maratón y los 10.000 metros. Lo hará en un escenario más favorable a sus condiciones. Cambiará el calor insoportable de Atenas por las temperaturas escandinavas. Queda por saber el efecto de aquella derrota en su cabeza.

- Carolina Kluft (Suecia): heptatlón. La joven sueca ha ganado todo: los Mundiales, los Europeos y los Juegos Olímpicos. No ha perdido su radiante aproximación al atletismo. Pocas atletas generan más simpatía en el público que Kluft, una de las estrellas indiscutibles en Helsinki. Su tirón será especialmente valioso en este momento valle del atletismo, sacudido por los escándalos de dopaje y bastante decaído por el final de la generación que encabezaron Maurice Greene, Marion Jones, Hicham el Guerruj y Haile Gebreselassie.

- Yelena Isinbayeva (Rusia): salto con pértiga. Es la primera atleta que ha sobrepasado los cinco metros en salto con pértiga y también es la atleta que más dinero gana en el circuito profesional. Su dominio en la prueba es casi insultante. Eso le ha permitido especular con los récords y el dinero. Como el Bubka de sus mejores tiempo, conocido como Míster Centímetro, Isinbayeva se ha especializado en superar centímetro a centímetro los récords, con el beneficio económico consiguiente. Pero en Londres le dio un ataque de generosidad y se fue a los cinco metros. En Helsinki se verá dónde están sus límites.

- Wallace Spearmon (Estados Unidos): 200 metros. Cuando despega en los últimos 50 metros, Wallace Spearmon recuerda a un genio de los 200 metros: Tommie Smith. Hijo de un excelente velocista de los años 80, Spearmon se ha consagrado esta temporada como uno de los atletas más interesantes de la nueva generación. Su aparición es la mejor noticia para una prueba que estaba en franco retroceso desde que Michael Johnson destrozará el récord mundial en los Juegos de Atlanta 1996.

- Usain Bolt (Jamaica): 200 metros). Apenas tiene 18 años de edad, pero es toda una celebridad desde hace tres. Nunca se ha visto un velocista tan precoz. En Jamaica, su país, es un auténtico héroe nacional. Y eso que todavía no ha conseguido ganar ninguna competición importante. Las lesiones de rodilla se lo han impedido hasta ahora. Este año, sin embargo, ha podido al fin entrenarse y participar con total normalidad en varias reuniones. Así, ha bajado de los 20 segundos y se anuncia como el gran rival de Spearmon en una de las pruebas esperadas con más interés en estos Campeonatos del Mundo.

- Kerron Clement (Estados Unidos): 400 vallas. Con 18 años, comienza a acercarse al récord mundial de Kevin Young, el hombre que logró bajar de los 47 segundos en los Juegos de Barcelona 1992. Nadie más lo ha conseguido. Clement tiene todas las condiciones para conseguirlo, pero está afectado por dos problemas. Uno, el exceso de carreras que disputó durante la temporada universitaria en su país. Otro, una cierta falta de enfoque. Sus dudas entre los 400 metros lisos y las vallas pueden convertirle finalmente en un atleta híbrido, en alguien sin la capacidad para imponerse en ninguna de las dos especialidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 2005