Reportaje:FIN DE SEMANA

Las casas del 'vinho' verde

Por las tierras del alto Miño, de Ponte de Lima a Braga

Yo no evoluciono: viajo", afirmaba Fernando Pessoa. Da que pensar la reflexión del humanista luso cuando, hoy día, viajar va pareciéndose cada vez más a una excursión colegial más o menos organizada donde, por necesidades del guión, no te dejan tomar el bocadillo.

Ponte de Lima, a mais antiga vila de Portugal, se instala en plena cuna del vinho verde, rodeada de montañitas y pequeños valles que forman un caprichoso vergel de viñedos, manzanos, desniveles y cerezas. El río y el puente son los dos trazos fuertes que definen la personalidad del lugar. Puente que conserva su parte romana y concluye una sólida construcción medieval. Conde d'Aurora la definió "tierra de leyendas, como la Irlanda de los celtas".

Algo de eso hay que se respira en su entorno. Es como poder callejear del paleolítico a los Campos Elíseos, pasando por Roma y la Edad Media, en una misma comarca. Campos Elíseos, así la han definido un puñado de ilustres viajeros que pasearon por su hermosa alameda, ribeteando el río, que muy bien podría haber pintado Esplandiú. La Feria Medieval se prolonga hasta finales del verano, y recorre el valle de Lima por Viana do Castelo, Ponte de Barca y Viana de Valdevez, con sus mercadillos, justas, merendolas y pregones.

Desde hace 880 años, la margen del río se la traga una marea de colorido y vocinglería donde se puede comprar desde una camiseta imitación de marca hasta pescado fresco. Bailes y pasacalles, mendigos de disfraz, músicos y malabaristas nos traen de la oreja a la Edad Media, mientras degustas un piscolabis de bolinho de bacalhau y un oporto frío.

En esta zona del Alto Minho, la marca de calidad Solares de Portugal posee 35 alojamientos en quintas, casas antiguas, casas rústicas, paços y un molino. Una casa es un libro escrito por muchas familias, y el Molino de Estoraos tiene a sus espaldas 400 tacos de calendario. Construido junto a un pequeño puente romano y con su rueda de moler, es uno de los rincones más fascinantes. El leve ruido del agua te da las buenas noches. En la otra vertiente del valle está la Quinta do Agra. Pedro Malhiero, su anfitrión, te recibirá con el vino de la hospitalidad de su propia cosecha y es también un excelente guía para conducirte, a pie o a caballo, por el sinfín de antiguas vías romanas y caminos rurales que comunican las cuatro esquinas del valle. Al regreso, nos consolará un pan preñadito de chorizo y tocino del horno casero y unas morcillas al infiernillo con orujo.

Ponte de Lima es una plaza recoleta, limpia y afable como sus algo más de tres mil vecinos, con un jardín botánico, un curioso museo artesanal del vino y del lino, y otro de la ciudad. Su arquitectura resulta un singular ensamblaje de lo dieciochesco con lo medieval.

Destacan sus torres fortificadas o su iglesia de São João, donde fue coronado Pedro I en 1359, momento inmortalizado en los azulejos de su fachada, en la misma encrucijada de callejones donde lo estamos viendo. Es como saltar al interior del cuadro. En otra viñeta, los azulejos nos cuentan con humor quevedesco cuando se rompió el vasallaje con el rey leonés: "Cabras são, Señor".

Desde Ponte de Lima, si tenemos tiempo de abrir la caja de Pandora de nuestros fisgoneos, podemos pellizcar un rato libre para recalar en Braga y subir al Bom Jesús o acceder a su espléndida catedral, "mais antiga que Portugal". O virar a Barcelos, donde el galho cobró fama, o Guimarães, donde se empezó a forjar el país. Los que tengan otro punto de vista pueden visitar la iglesia de Santa Lucía en Viana do Castelo. Mover ficha es la gestión del viajero.Kant debió de susurrar aquí lo de "la paz es inevitable".

Ernesto Parra es autor de El batallón de los torpes (editorial El Loto Azul, 2004)

Puente de origen romano sobre el río Lima, en Ponte de Lima, considerada la villa más antigua de Portugal. Al fondo asoma la iglesia de San Antonio.
Puente de origen romano sobre el río Lima, en Ponte de Lima, considerada la villa más antigua de Portugal. Al fondo asoma la iglesia de San Antonio.JOHN AND LISA MERRILL

GUÍA PRÁCTICA

Información- Prefijo telefónico: 00 351.

- Turismo de Ponte de Lima (258 94 23 35; www.cm-pontedelima.pt).Dónde dormir- Solares de Portugal-Tourihab (258 94 18 90; www.solaresdeportugal.pt). Gestiona la reserva en las casas de la zona, como las citadas en el texto Molino de Estoraos y Quinta do Agra.Dónde comer- O Bração (458 94 18 90). Rúa Formosa, 49-90. Ponte de Lima. Menú para dos, unos 40 euros. Especialidad, entrecó a la bordalesa.- A Tulha (258 74 30 34). Rúa Formosa, 49-90. Ponte de Lima. Menú doble, unos 40 euros. Se recomienda el medalhao a Tulha (cortes de trucha)y los bolinhos de bacalao.- Alameda (258 94 16 30). Largoda Feira, 49-90. Ponte de Lima. Menú para dos personas, entre 13 y 15 euros. Las especialidades son el pulpo a la brasa, el bacalao y el sarrabulho (un arroz con sangre y magrode cerdo, plato típico muy apreciado también en Galicia).

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50