Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Pavlovsky estrena su espectáculo '¡Hoy, siempre, todavía...!'

¡Hoy, siempre, todavía...! es el título del nuevo espectáculo del actor argentino Ángel Pavlovsky, que este año cumple 45 años sobre los escenarios. La función se estrenará esta noche en el Teatro Borràs y, según explicó el actor en la presentación, "será un espectáculo pequeño en sus aspiraciones, más corto que los anteriores" y con el que intentará recuperar el contacto con el público que caracterizaba sus primeras actuaciones.

Pavlovsky explicó que el espectáculo no superará la hora y media de duración y que estará compuesto por un soliloquio durante el que interpretará algunas canciones de Tom Lehrer acompañado por los pianistas Bárbara Granados y Joan Aymerich. El actor argentino abordará en ¡Hoy, siempre, todavía...! distintos temas de actualidad con buen humor, "pero sin caer en el tópico y la moralina". Con esta obra, Pavlovsky quiere recuperar la comunicación directa con el público que mantenía en sus actuaciones en los años setenta, cuando los artistas aparecían "en el escenario iluminados por un cañón de luz, acompañados de un micrófono y de su talento o la ausencia de él".

Aunque el actor no quiso desvelar las sorpresas que ha preparado para los espectadores, explicó que en ¡Hoy, siempre, todavía...! habrá confidencias, proyección de sueños, juegos y momentos histriónicos. Pavlovsky añadió que pretende ofrecer las cosas que él valora en una función teatral. "Me gusta que me sorprendan, que me entretengan, que me hagan pensar y que me hagan disfrutar con todos mis sentidos, porque el teatro, aunque no puede cambiar el mundo, sí puede hacerte feliz", indicó. Por este motivo, irá modificando el guión en función de la respuesta del público: "Cada noche ocurrirá algo nuevo, ningún espectáculo será igual a los anteriores". El artista animó al público a ver "lo que va a ser el exitazo del verano" ya que, bromeó, "sólo habrá un par de teatros abiertos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 2005