Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las policías de Fuenlabrada y Leganés vigilan las piscinas públicas

Agentes de Policía Local de Leganés y de Fuenlabrada vigilan este verano las piscinas públicas de ambas localidades para evitar cualquier tipo de incidente. En Fuenlabrada es el segundo año consecutivo que se pone en marcha este plan y los policías van vestidos dentro de las piscinas con pantalón corto, polo y zapatillas de deporte. "Queremos realizar una labor preventiva para evitar cualquier tipo de hurto, consumo de alcohol de menores, molestias o cualquier acción que impida a los vecinos disfrutar de un buen día de baño", comenta la concejal de Seguridad Ciudadana, Rosalina Guijarro.

En Leganés, la Policía Local vigila las piscinas públicas de Solagua y la de El Carrascal, que pueden llegar a albergar entre ambas a 4.500 bañistas, según el concejal de Seguridad, Antonio García. La delegación de Seguridad Ciudadana también ha tomado medidas para ampliar los horarios de vigilancia en todos los parques y jardines públicos de la ciudad. "Con la llegada del buen tiempo las estancias en las zonas verdes pueden llegar a prolongarse hasta altas horas de la madrugada durante los fines de semana. Por este motivo las patrullas se realizarán con mayor frecuencia para vigilar el cumplimiento de las ordenanzas", concluyó García.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de julio de 2005