Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consejeros de IU y del PSOE piden la dimisión del director de Telemadrid

Los representantes del PSOE y de Izquierda Unida en el Consejo de Administración de Telemadrid pidieron en la sesión de ayer la dimisión del director general de la cadena, Manuel Soriano, por la "nefasta gestión" del que fue ex jefe de prensa de la presidenta regional, Esperanza Aguirre (del PP). Ambas formaciones reclamaron a Aguirre que asuma su responsabilidad "y haga un favor a los madrileños cesándole". Los consejeros del PP cerraron filas en torno al director general y respaldaron la gestión llevada a cabo por el actual equipo.

Con la llegada de Soriano, hace año y medio, Telemadrid ha visto cómo caía la audiencia hasta el 14%, una de las cotas más bajas de su historia, recordó el consejero socialista Rafael García Rico. La dirección de Telemadrid ha argumentado que ese descenso obedece a la retirada de programas que "tienen garantizada una audiencia elevada con contenidos que degradan la condición humana".

En el terreno de la gestión, los consejeros de la oposición cifran en más de 16 millones de euros las pérdidas registradas en 2004, frente a los 4,8 millones del ejercicio anterior, y advierten de que el endeudamiento total a largo plazo supera ya los 175 millones.

Los socialistas también critican la política de contratación de la dirección, que ha suscrito alianzas con productoras antes de recibir autorización del consejo, y "la incorporación masiva" de antiguos responsables de RTVE y del Gobierno de José María Aznar. Para García Rico, Telemadrid se ha convertido en "una cadena al servicio del PP". IU sostiene que "la manipulación y la falta de pluralidad se encuentra a la orden del día".

Además de cuestionar la gestión empresarial, los consejeros del PSOE y de IU critican los escándalos de carácter personal en los que se ha visto involucrado Soriano tras la querella por presunto acoso sexual presentada por una ex secretaria. Soriano aseguró que esta denuncia es un "ruin montaje" y se ha comprometido a dirigir el ente autonómico "con toda normalidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de junio de 2005