Entrevista:Juan Megino | Pte. Comité Almería 2005 | XV JUEGOS MEDITERRÁNEOS. ALMERÍA 2005

"La mayoría sí valora ya estos juegos"

Juan Megino es, además de concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Almería, presidente del Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos. Cuando pactó con el PP para gobernar Almería, puso sobre la mesa como primera condición hacerse cargo de la organización y presidir el Cojma. Su propósito desde el principio fue demostrar la capacidad de Almería para organizar un gran evento y mostrar dentro y fuera de la ciudad que es posible hacerlo bien. Tras años de preparativos, Juan Megino piensa que con los años los almerienses serán conscientes de lo que han supuesto para la ciudad y considera que quienes no entienden qué hace Almería organizando un evento como los Juegos son, poco más o menos que ciegos y no quieren ver.

Más información

Pregunta. Ha llegado el momento de dar el do de pecho. ¿Se van a cumplir las expectativas?

Respuesta. Pues todo está listo y no era fácil. El trabajo está hecho y es lo que cuenta.

P. ¿Deportivamente qué nos van a ofrecer estos Juegos?

R. La participación de la delegación española va a ser excelente y, en algunos deportes, extraordinaria. El atletismo está en ese nivel, también el voley, el balonmano y la natación. El resto de los equipos, ya veremos. De los equipos realmente potentes, el nivel deportivo va a ser bueno y sólo se plasmará en la pista y en los pabellones.

P. ¿Habrá lleno en las gradas de los pabellones?

R. Sin duda. Tenemos demanda superior al aforo en determinadas pruebas, como la natación o el tenis, también la gimnasia rítmica. En las subsedes, teniendo en cuenta la dimensión de las instalaciones, habrá lleno sin duda. Seguramente no habrá lleno escalofriante en el atletismo, aunque en el campeonato de España hubo 9.000 personas en el Estadio Mediterráneo en una ciudad sin tradición atlética. La respuesta con la venta de entradas es muy importante, sobre todo porque hay que pagar y no ha sido así en otras ediciones de los Juegos.

P. La ceremonia inaugural despierta la curiosidad de muchas personas. ¿Va a sorprender?

R. El concurso que hicimos a nivel internacional tuvo un buen nivel y el debate fue intenso. Elegimos no sólo un proyecto de espectáculos adecuado, sino una empresa capaz de hacerlo. Va a ser un recorrido por la historia almeriense muy al modo de La Fura.

P. Hace unos meses se hablaba de 600 millones de inversión para estos Juegos y ya se dan cifras que rondan los 1.000.

R. Esas inversiones salen de sumar lo público y lo privado, incluyendo la construcción de 5 hoteles. El codo con codo entre administraciones ha sido modélico. Es verdad que deberíamos haber logrado más. Cualquiera que transite por la Villa Mediterránea verá que falta el desdoblamiento desde el aeropuerto y eso se pidió a la administración anterior y a la actual, y no se ha hecho. Otras cosas que competen a carreteras las hemos acometidos nosotros a nivel municipal, no sin problemas.

P. El grueso de esas inversiones ha ido a lo deportivo. ¿Qué destacaría?

R. Por la cuantía de la inversión, sin duda el Estadio Mediterráneo; por la proyección de futuro sin duda la inversión más importante es la de la urbanización de El Toyo y la Villa Mediterránea así como todo el conjunto de la Vega de Acá, que ha costado unos 50 millones de euros.

P. ¿Habrá conciencia en el futuro de la aportación de los Juegos Mediterráneos para Almería, de lo que han supuesto?

R. No lo sé. Es una interrogante sin respuesta en este momento. Todavía hay quienes se cuestionan para qué estos Juegos, algo que para mí es de una miopía grave. Van a servir para dos aspectos importantes: Para demostrar que somos capaces de organizar bien cualquier evento, lo primero; lo segundo para proyectar la imagen de una ciudad y una provincia. Eso debe hacer reflexionar a los agoreros y pesimistas de turno. Pero la mayoría sí valora lo que suponen estos Juegos.

P. ¿Estará la capital a la altura de las circunstancias en cuestiones como el tráfico, la limpieza, etc.?

R. Problemas va a haber. Sólo hay que verlo en agosto, durante la Feria de Almería, con grandes concentraciones. Los Juegos traen mucha gente y problemas va a haber. Trabajamos para minimizarlos y ahí está el Centro de Control de Tráfico de la Ciudad Digital, que debe ayudar. Pero hay otros elementos, y es que la gente debe mentalizarse de utilizar el transporte público. Se ha hecho el esfuerzo de que sean gratuitos los autobuses hasta las instalaciones. Incomodidades habrá, pero hay que asumirlas como necesarias.

P. ¿Dónde se va a poner el acento tras los Juegos?

R. Lo más importante es seguir creciendo en esa ciudad satélite que es El Toyo, que es nuestro principal referente como residencial turístico, máxime cuando Almería no lo tenía y no podíamos competir porque no teníamos hoteles de playa. Hay que culminar ese modelo. También la revisión del PGOU está a ahí. Hay expectativas por delante.

P. ¿Teme al día después. No se dormirá la ciudad?

R. La posibilidad existe, pero yo ya tengo mi agenda repleta para el día 4 de julio, dispuesto a asumir todos los retos.

P. ¿Está cansado?

R. Ni cansado ni nervioso, y no quiero que se vea como un gesto de prepotencia. Sólo estoy tenso y deseando que la organización dé la talla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de junio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50