Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIL abandona el Cabildo de Lanzarote y deja al frente al PP

En la institución sólo quedan tres consejeros populares, incluido el presidente

Santa Cruz de Tenerife

Seis consejeros del Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) anunciaron ayer su marcha del equipo de gobierno en el Cabildo Insular, dejando al frente de la institución sólo a los tres consejeros del PP, entre ellos su presidente, Francisco Cabrera. La decisión del PIL es la respuesta a un nuevo capítulo en la crisis política de la isla e introduce al Cabildo en una situación de ingobernabilidad que no puede solventarse con una moción de censura, la que dio la presidencia a Cabrera hace tres meses.

El líder del PP en la isla, Cabrera, expulsó el miércoles a todos los consejeros de CC, de cuyo apoyo se sirvió para acceder a la presidencia mediante una moción de censura que derrocó a la presidenta María José Docal (PIL). Cabrera es el cuarto presidente del Cabildo de Lanzarote en dos años, después de Dimas Martín, Mario Pérez (su sustituto cuando éste ingresó en la cárcel) y Docal.

En la misma operación, Cabrera dio un ultimátum a los alcaldes de Arrecife, del PIL, y San Bartolomé, de CC, para que expulsaran a los concejales de Coalición Canaria o, en caso contrario, los populares desestabilizarían ambos municipios. Al no obtener respuesta, a primera hora de ayer los dos ediles del PP en el Ayuntamiento de Arrecife y los tres en San Bartolomé dimitieron.

La maniobra no altera la estabilidad en el gobierno de la capital (que se mantiene con 8 concejales del PIL y 4 de CC, frente a 5 socialistas y dos del PP), pero desequilibra el municipio sureño, que queda con 5 concejales de CC y 2 del PIL frente a 6 del PSC y los 3 dimitidos del PP.

"Esto es una revancha del PP ordenada desde las altas esferas", aseguró a este periódico el presidente del PIL, Celso Betancort, que aventuró que estos episodios se "podrían extender" a una decena de ayuntamientos y dos cabildos insulares, donde gobiernan nacionalistas y populares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de junio de 2005