LA LIDIA

Ambel Posada: "Siempre doy la cara"

El novillero Santiago Ambel Posada (Badajoz, 1984) dice no tener palabras para explicar lo que para él supone estar en los carteles de San Isidro. "Llevo mucho tiempo soñando con esta tarde", confiesa, "y siento una enorme satisfacción como torero y como persona, pero lo único que me preocupa es estar a la altura de las circunstancias". Debutó con caballos en septiembre de 2003, y asegura que su balance profesional es positivo "porque estoy progresando a base de apostar muy fuerte, en plazas de mucha responsabilidad, y en todas he dado la cara, aunque alguna vez haya notado que me ha faltado preparación; pero creo que vengo a Madrid en el momento justo, y espero no defraudar".

Según el torero, no hay ni un momento ni una razón que explique su dedicación a los toros. "Siempre me ha gustado, pero nunca me animaba a coger una muleta, hasta que un tío mío me ayudó y decidí entrar en la Escuela Taurina de Badajoz; allí fue donde me enamoré del toro y me apasioné con esta profesión, tanto que creo que lo mío es un vicio...". Asegura también que nunca recibió ayuda de su abuelo, el matador de toros retirado Juan Posada. "Siempre trató de disuadirme y de convencerme de lo mal que se pasa; cuando la situación ya fue irremediable, cambió de opinión y, ahora, lo tengo conmigo y cuento con su ánimo en todo momento".

Novillos de El Ventorrillo, para Santiago Ambel Posada, Álvaro Justo y Sergio Serrano. A las siete de la tarde.

La novillada de hoy:

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción