La dirección del PA esperará unos días a que Moreno tome la iniciativa de disolver su corriente crítica

La dirección andalucista esperará hasta el final de esta semana para que los críticos que han constituido una corriente dentro del partido, a la que han llamado Más andalucismo, tomen la iniciativa de dar marcha atrás y disolverla. El diputado por Cádiz y ex alcalde de San Fernando Antonio Moreno presentó el pasado miércoles el grupo, en el que dijo que estaba también el portavoz parlamentario, José Calvo, aunque este último no se ha pronunciado públicamente al respecto.

Los estatutos del PA prohíben expresamente la existencia de corrientes o tendencias organizadas al margen de la dirección, por lo que el impulso de este tipo de grupos es motivo de apertura de expediente y expulsión. El pasado jueves la ejecutiva acordó requerir oficialmente a Moreno, por ser el que puso su voz y su cara, junto al militante de Linares Manuel Tobaruela, para que depusiera su actitud. El escrito interno iba a salir hoy de la sede nacional de la sevillana calle Vidrio, pero el secretario general, Julián Álvarez, ha estimado más conveniente esperar a que los propios críticos reconsideren su postura y la reconduzcan.

Además de la voluntad de apaciguar los ánimos y evitar contribuir a nuevas escisiones en el partido, en la decisión de Álvarez ha pesado el rechazo que ha suscitado en la militancia la actitud de los críticos. Estos hicieron coincidir la salida a la luz de su grupo de opinión con la polémica de la inclusión del ex dirigente Javier Aroca en la lista socialista al Consejo Audiovisual. La filtración de fuentes socialistas de que la propuesta de Aroca procedía precisamente de este sector ha completado el círculo para que la lectura interna sea que la corriente viene de la mano de otro partido, en este caso del PSOE, del que la nueva dirección ha emprendido una estrategia de distanciamiento tras ocho de gobernar en coalición la Junta.

El parón que los socialistas han decretado en la creación del Consejo Audiovisual y, por lo tanto, la exclusión de Aroca -cuya elección, por otra parte, había rechazado la oposición al completo y no tenía visos de salir-, ha funcionado como una especie de tregua en la escalada galopante de la nueva crisis andalucista. Ya no existe la premura de tomar medidas inmediatas y pensar en expulsiones fulminantes. No obstante, la ejecutiva, que se reunirá el sábado, abordará los casos de Aroca y la corriente crítica. Lo más probable es que respecto al primero se deje correr el asunto, ya que él mismo ha hecho llegar a través de terceros que no se siente vinculado al Partido Andalucista desde que la candidatura en que iba como número dos, la de Antonio Ortega, saliera derrotada del 13º congreso de diciembre.

Entre los integrantes de Más andalucismo están el ex secretario de Organización Juan Carlos Soriano, el secretario provincial de Cádiz, Alfonso Andrade, el diputado por Huelva Miguel Romero y el alcalde de Almuñécar, Juan Carlos Benavides.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción