Crítica:ROCK | Los RonaldosCrítica
i

Vaciándose

Confirmando lo sabido, Los Ronaldos han ampliado su regreso con una serie de conciertos por capitales españolas, y en Madrid, su ciudad, hacen tres con el letrero de "entradas agotadas" puesto.

En la primera noche, el pasado jueves, el cuarteto volvió a vaciarse ante una audiencia entregada que supo apreciar la energía desplegada por Coque, Ricardo y los Luises.

Las canciones del grupo reverdecieron los laureles de sus creadores y los juveniles mensajes de sus estribillos, apenas frases que podrían figurar impresas en camisetas y se venderían como rosquillas, calaron como antaño en un público que, si bien en la primera velada superaba con amplitud la treintena, se volvió a ver a sí mismo con la ilusión de los chavalines que fueron y que se divertían a los sones de Guárdalo, Me gustan las cerezas, Por las noches, Adiós, Papá, Si os vais, Qué vamos a hacer o Idiota.

Los Ronaldos

Coque Malla (voz y guitarra), Luis Martín (guitarra y coros), Luis García (bajo) y Ricardo Moreno (batería). Sala El Sol. Madrid, 26, 27 y 28 de mayo.

Pop, rock, blues, algo de funk y mucho de Rolling Stones fueron de nuevo los argumentos del mítico grupo, que hubo de conceder hasta tres bises para que el personal se marchase satisfecho.

Un tremendo colofón de éxito en este paréntesis abierto para un grupo que, a lo que se ve, ha dejado una huella difícil de borrar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de mayo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50