Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | 37ª y penúltima jornada de Liga

Adiós a una época

A falta del cariño de la directiva, los compañeros y la afición se entregaron a Fran y Mauro Silva, últimos testigos del Superdepor. La tarde fue un homenaje a dos futbolistas que han encarnado al mejor Depor de la historia, el de la Liga y las dos Copas; el de las hazañas europeas.

El club sacó del campo todo tributo a sus futbolistas con argumentos como la exigencia federativa de empezar el partido con puntualidad. Tomó la palabra la grada, que saludó desde un fondo la salida de los futbolistas con una gran pancarta de los Riazor Blues: "Cuando dos hombres hacen de un equipo una leyenda". Los titulares del Depor salieron al campo con otra pancarta, un "Gracias" firmado así: "Vuestros compañeros".

El resto lo pusieron los cánticos de la grada, generalizados al final del encuentro. El entrenador, Javier Irureta, cumplió con su parte dando entrada a Fran tras el descanso y a Mauro cuando restaban diez minutos. Luego, ambos se dirigieron al fondo donde les esperaban los Riazor Blues, a los que entregaron sus camisetas. El césped acabó llenándose de aficionados que dieron la vuelta al campo con sus dos ídolos a hombros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de mayo de 2005