Ripoll y Ortiz mantienen abierta la crisis del PP con sus declaraciones

El presidente de la FVMP dice que tiene problemas para pagar las nóminas

Dos destacados zaplanistas, el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, y el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) y alcalde de Altea, Miguel Ortiz, mantuvieron ayer abierta la crisis del PP. El primero declaró que el actual Consell "no es el mejor". Y el segundo denunció que tiene problemas para pagar las nóminas de su medio centenar de empleados porque la Generalitat sólo ha pagado el 35% de la subvención del año 2004.

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no ha conseguido cerrar la crisis abierta en el Consell por el enfrentamiento de las titulares de Turismo, Milagrosa Martínez, y Cooperación, Gema Amor, y por las posteriores declaraciones del titular de Territorio, Rafael Blasco. Éste dijo la semana pasada en una entrevista que no todos los consejeros están a la altura que requiere el cargo. Una apreciación que Camps quiso contrarrestar al afirmar que cuenta con "el mejor" Consell de la historia, según las encuestas.

Ayer, Ripoll, que es también presidente provincial del PP en Alicante, consideró ayer que el actual "no es el mejor Gobierno" popular de la Generalitat porque, "al menos, ha habido otros" del mismo partido -de los que él formó parte- que "estaban a su misma altura". "Permítanme que también tenga mi pequeño granito de orgullo y exprese que ha habido muy buenos gobiernos populares anteriormente", dijo Ripoll, quien afirmó que apoya al actual Consell, al que calificó de "muy buen Gobierno".

Por su parte, el presidente de la FVMP y alcalde de Altea, Miguel Ortiz, insistió ayer que la institución atraviesa por "un momento económicamente difícil", que ya le ha ocasionado "problemas para pagar las nóminas" y que ya ha tenido consecuencias: los contratos temporales de personal que acaban, no se renuevan, según reveló Ortiz, quien matizó que aún no han sido necesarias "otras decisiones no deseables", en referencia a posibles despidos.

Ortiz pidió el pasado jueves que el Consell haga frente al pago de la deuda que tiene pendiente con la institución porque de lo contrario ésta tendrá que "adaptar" su funcionamiento a los ingresos de los que dispone. Ortiz indicó que la FVMP no puede "intentar mantener un nivel de actividad que no pueda asumir", por lo que reclamó que se hagan efectivos "los ingresos comprometidos" por la Generalitat.

La Consejería de Economía replicó a través de una nota en la que explicaba que los Presupuestos de la Generalitat para 2005 fijan una subvención a la FVMP de 777.480 euros y añadía que lleva varios años subvencionando de forma adicional a la institución. Señalaba que en 2004 transfirió a la FVMP 308.673 euros, pero no mencionaba la deuda pendiente. La nota añadía que "por primera vez" la Generalitat ha dispuesto este año un Fondo de Cohesión Territorial, con una dotación de 22 millones de euros, cuya distribución en parte puede corresponder a la FVMP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ayer Ortiz volvió a la carga para reclamar al Consell que haga frente a sus compromisos. Según el presidente de la FVMP, el Consell le debe todavía la mayor parte de la subvención de 2004, en concreto 568.807 euros, de un total de 877.480. Además, se queja de que la subvención de 2005 ha sido rebajada en 100.000 euros. Miguel Ortiz achaca el retraso del pago a una "disparidad de criterios" de la documentación que manejan la FVMP y la Generalitat, por lo que pide una reunión con el Consell para aclarar el asunto. En todo caso, Ortiz descarta que el problema tenga relación con su adscripción en el PP.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS