Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LUIS MERLO | Actor de la serie 'Aquí no hay quien viva'

"La sociedad española es más liberal de lo que aparenta"

Hijo de los actores Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo, Luis Merlo (Madrid, 1966) se ha pasado más de media vida subido a los escenarios. Con nueve años grabó el disco titulado Mi pollito amarillo, y su debut profesional llegó con la obra teatral de Oscar Wilde Salomé, con la compañía de Nuria Espert y bajo la dirección de Mario Gas. Después se volcó con el teatro, donde se ganó el respeto de sus compañeros, y ahora da vida al personaje más sensible de la exitosa serie de Antena 3 Aquí no hay quien viva.

Pregunta. ¿Cómo se encuentra en la comunidad de vecinos más peculiar de la televisión?

Respuesta. Muy a gusto. Nunca había encontrado en un personaje de televisión tantas cosas y no me había sentido tan sorprendido como lo he sido por Mauri. La disciplina teatral, el directo con el público, el minucioso proceso de ensayo de las obras de teatro me ha ayudado ha descubrir su mundo emocional.

P. ¿Qué cualidades destacaría de su personaje?

R. La sinceridad, la bondad, el valor, la afectividad... Pero también tiene sus defectos, es un dramático y un egocéntrico, pero un egocéntrico que no agrede a nadie. Sobre todo es muy tierno. Lo que me asombra es que, hasta hace poco, era un personaje muy minoritario socialmente y ahora es aceptado por el 80% de la gente que ve la serie, no prejuzgado por su opción sexual. La sociedad española, a diferencia de la americana, es más liberal de lo que aparenta.

P. ¿Qué se siente cuando se ve en los primeros puestos de los espacios más vistos?

R. Esa perspectiva dejo que me influya poco. Soy un hombre de teatro y uno tiene que salir todos los días a cortar orejas y rabo independientemente del público que asista.

P. ¿Es usted consciente de que muchos de sus compañeros le definen como unos de los mejores profesionales de la escena?

R. Yo no soy consciente de las cosas, no es falsa modestia. Lo que quisiera es que el 99% de mis compañeros hablen de mí como una buena persona.

P. El teatro te da categoría profesional; la televisión, fama...

R. Dependiendo de la televisión que hagas, hay una fama buena y otra mala. Sobre todo hay que intentar hacer las cosas con la mayor pasión posible. Ahora, estoy en un momento, personal y profesional, muy bueno.

P. Teatro, televisión. ¿Y el cine?

R. Sólo he hecho tres películas, pero sí he trabajado en series filmadas en 35 milímetros. Curiosamente, me está saliendo mucho cine a raíz de Aquí no hay quien viva. Me han llegado dos proyectos de Miami. Mauri en la comunidad homosexual de Miami está siendo un boom y los dos papeles son dos gays. Lo que pasa es que ahora no quiero especializarme.

P. ¿Su personaje deparará alguna sorpresa en el futuro?

R. El inesperado éxito de la serie nos ha cogido por sorpresa y nos vamos enterando de lo que va a suceder de un día para otro.

P. ¿La comunidad en la que usted vive se parece a la de la serie?

R. Ojalá. Ya quisiéramos relacionarnos como se relacionan en esta serie. En las comunidades de las grandes ciudades no interesa la vida de los demás.

P. ¿Qué opina de la nueva ley de matrimonios homosexuales o de la elección del nuevo Papa?

R. Con respecto a los matrimonios gay pienso que si todos tenemos las mismas obligaciones, también debemos tener los mismos derechos. La Iglesia sigue siendo un mundo anacrónico que vive fuera de la realidad. No es serio que siga diciendo a los países en los que mueren millones de personas de sida que no se puede utilizar un condón. Con todo el respeto a los creyentes, no me puedo tomar en serio esta forma de terrorismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de abril de 2005