Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGACIÓN SOBRE EL TERRORISMO ISLAMISTA EN ESPAÑA

La policía buscó a Lamari la misma noche del 11-M

Uno de los imputados por el 11-M, Jaouad el Bouzrouti, declaró ante el juez Juan del Olmo que el mismo 11 de marzo de 2004, día del atentado que costó la vida a 191 personas en Madrid, la policía estuvo en su casa para preguntarle por el argelino Allekemema Lamari, el terrorista argelino que días después se suicidó en el piso de Leganés y al que se atribuye una participación muy importante en la preparación y ejecución de la masacre de los trenes.

Según la declaración de Jaouad el Bouzrouti, la policía le dijo que seguía su pista desde hace meses porque le habían visto en un coche con Allekema Lamari. Bouzrouti llevaba residiendo dos años en la localidad madrileña de Fuenlabrada y frecuentaba la mezquita de Leganés con varios de los autores materiales del atentado del 11-M. Además era amigo de dos terroristas islamistas huidos tras los atentados.

El imputado aseguró al juez que una semana después del 11-M, "otra gente del Ministerio del Interior" volvió a visitarle para preguntarle por Mohamed Afalah, supuesto terrorista islamista que huyó de España al día siguiente del suicidio de Leganés, y que, desde entonces, siempre le están llamando y preguntando por él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de abril de 2005