Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa española cae el 2,24% en la peor jornada en casi un año

El petróleo cede un 1,3%, hasta los 51,61 dólares el barril

La Bolsa española vivió ayer su peor jornada en casi un año. El Ibex, índice que agrupa a los mayores valores del parqué, perdió un 2,24%, la mayor caída desde mayo de 2004. El empeoramiento de las expectativas de crecimiento económico en Europa y Estados Unidos arrastró al conjunto de los mercados de la zona euro, con retrocesos cercanos al 2%. Mientras, el precio del petróleo bajó un 1,3%, hasta 51,61 dólares.

En el conjunto de la semana el Ibex 35 cae el 2,46% y reduce las ganancias anuales al 0,82%. El selectivo índice ha cerrado en 9.155,20 puntos, un nivel que rompe los soportes con los que el mercado había venido jugando en las últimas semanas y que abre la puerta de par en par a una posible crisis de confianza. El índice general de la Bolsa de Madrid cayó el 2,09% para cerrar en 985,45.

Con el telón de fondo del encarecimiento del precio del petróleo en las últimas semanas, el desencadenante de esta situación ha sido la caída del consumo privado en Estados Unidos que, con un descenso del 0,3% en las ventas al por menor de marzo, marcaba el peor dato en un año. Además, las ventas empresariales del mes de febrero confirmaban el enfriamiento del consumo con un descenso del 0,4%, la mayor caída en dos años. El resto de los indicadores, como la confianza de los consumidores en el mes de abril o el índice manufacturero de Nueva York, no han hecho más que confirmar esa tendencia. Los beneficios de IBM, por debajo de las expectativas, corroboraron el mal momento de la economía estadounidense.

El problema para los inversores es que los países de la eurozona no parecen capaces de tomar el relevo, tal y como aseguraba el informe de primavera del FMI, que prevé un ritmo de crecimiento más lento para el conjunto de la economía en 2005. La cuestión para los mercados de valores es que esa previsible debilidad se va a trasladar a medio y largo plazo a la actividad empresarial y a sus resultados, lo que fuerza una revisión de las perspectivas para este ejercicio.

Las restantes bolsas de la eurozona cerraban ayer con caídas que rondaban el 2% en pleno desconcierto de los inversores por la lentitud en la adopción de decisiones por parte de los países productores de petróleo para equilibrar oferta y demanda y terminar con la volatilidad de los precios. La Bolsa de Londres perdió un 1,09%, mientras París cayó un 1,92%, Francfort un 2,04% y Milán un 2,37%.

Revisión de la OPEP

El precio del petróleo bajó ligeramente. El barril de brent -crudo de referencia en Europa- para entrega en junio perdió 0,68 dólares, hasta 51,61 dólares, en el mercado de futuros de Londres. El crudo para entrega en mayo cerró el jueves pasado a 50,91 dólares (estos contratos eran la referencia hasta ayer, pero ya han sido sustituidos por los de junio y, por lo tanto, ya no cotizan). El crudo dio un respiro después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cartel que produce el 40% del crudo mundial, anunciara un aumento de las inversiones para elevar su capacidad de producción en 1,6 millones de barriles, hasta los 32,7 millones de barriles.

Con este incremento de la capacidad, la organización duplicará su capacidad ociosa -posibilidad de poner en el mercado petróleo en breve espacio de tiempo- hasta los tres millones de barriles.

La OPEP también anunció que ha modificado su previsión de demanda para 2005. La organización ha elevado el consumo mundial en 30.000 barriles diarios hasta los 84,2 millones de barriles diarios, un 2,3% más que en 2004. Los pronósticos de este cartel coinciden con los realizados por la Agencia Internacional de la Energía, pese a que ésta rebajó el pasado martes su previsión en 50.000 barriles diarios hasta los 84,27 millones de barriles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005