Necrológica:Perfil
i

José María Iglesias, pintor, poeta, teórico y crítico

José María Iglesias, pintor, poeta, teórico y crítico, fue un personaje global del mundo del arte. Aunque soy un admirador de su obra pura e ideal en continuo desarrollo caleidoscópico (ELDAG, Elucidación Lúdica De Argumentación Geométrica), no reúno las cualificaciones para hacer de crítico de su obra. Me quedo con su autorretrato intelectual, "muchos años de adicción a la pintura me han llevado a un atisbo de convicción: pintar es distribuir un plano y surtir de color cada celdilla resultante para diferenciarla, aunque sea poco. Me gustaría hacerlo de modo equitativo y armónico. Todo lo demás me parece ilusión vana y sofisma. Este breve párrafo puede servir para definir lo que llamo metaconstructivismo". El texto, tras pasar por el constructivismo ruso, De Stijl y Kant, concluía con una cita de Descartes.

Puedo completar esta reflexión con la de Montaigne al escribir sobre "la amistad" en sus Ensayos, que inicia precisamente con la faena del pintor al pintar su cuadro y situarlo. José María fue también un maestro de amistad. Les conocí a él y a María Ángeles a través de mi mujer, la pintora Sofía Gandarias, y me incorporé a la profunda amistad que ya tenían. A pesar de que nuestra vida trashumante nos llevaba a vernos de tarde en tarde, no faltaban los contactos telefónicos o personales, en los que se mantenía y alimentaba la rica relación afectiva e intelectual que caracteriza las verdaderas amistades, las que hacen honor a su nombre y no se devalúan por el interés. Además, José María tenía un agudo sentido del humor, un enciclopédico saber de boxeo y un conocimiento de la vida artística española que había superado el largo tunel de la dictadura.

Con su inmensa generosidad y su libertad intelectual, José María Iglesias fue un protagonista esencial y un lúcido testigo del arte español de la segunda mitad del siglo XX. Se ha ido un amigo insustituible; nos quedas tú, María Ángeles, y una obra que deseamos ocupe el lugar que se merece.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de abril de 2005.

Se adhiere a los criterios de