Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Lebrijano retoma la fusión con la música árabe en 'Puertas abiertas'

Juan Peña El Lebrijano presentó ayer en Sevilla Puertas abiertas, un disco que pide "solidaridad para todos" y que el cantaor ha grabado junto al violinista marroquí Faiçal Kourrich, con quien colabora desde 1991. A sus 63 años, El Lebrijano retoma la fusión del flamenco con la música arábigo-andalusí, que inició hace ya dos décadas con su trabajo Encuentros.

"La música, por lógica, es buena, es noble, y tienen que hacerla personas buenas. Por eso nosotros queremos poner nuestro granito de arena y que esta obra sea un punto de encuentro para nuestras dos tierras", afirmó ayer el cantaor, para quien Puertas abiertas supone el álbum número 34 en su discografía. El compacto, editado por la discográfica sevillana Senador, se presentará hoy en Barcelona, y el próximo día 19, en Madrid.

Además de tenderle una mano a Marruecos, El Lebrijano les dedica uno de los diez temas del disco a las víctimas del 11-M, Alicia, que suena por bulerías. "Casto Márquez ha escrito una letra tan bella para Alicia, que cuando la escuché por primera vez se me pusieron los pelos de punta. Una de las víctimas del atentado era una mujer embarazada que, afortunadamente, se salvó y tuvo a su hija, que se llama Alicia. Ella se ha convertido en la ahijada de todos los que sufrieron el atentado. Le pedimos permiso a sus padres para usar su nombre y el día 19 la niña va a estar en la presentación en Madrid y yo se la voy a cantar en directo, si no me atraganto", explicó ayer el cantaor.

El límite de la belleza

"Yo aporto mis conocimientos tanto en la música árabe como en el violín clásico. Pero, además, del encuentro con el flamenco han surgido muchas cosas, las posibilidades se multiplican y no se sabe dónde puede estar el límite de la belleza de esta mezcla de músicas", explicó ayer Faiçal Kourrich, tangerino de 33 años. El músico, que tenía 18 años cuando El Lebrijano lo descubrió en la Orquesta Ben Batouta de Tánger, comenzó a tocar el violín a los seis años y fue primer premio de violín clásico en Tánger y en Rabat.

En la presentación del nuevo disco, el crítico de flamenco Manuel Martín Martín hizo repaso por la carrera de Faiçal y destacó uno de los tres temas instrumentales que incluye Puertas abiertas: La magia de Aïda y Maruan, en el que colaboran el violinista y el pianista flamenco David Peña Dorantes, sobrino del cantaor. "Faiçal aporta savia nueva en Salamtak, arreglo del tema que divulgó el cantautor iraquí Kazem al Saher, en el que Reduan, hermano de Faiçal, eleva una proclama al 'Dios te libre', muy en consonancia con De noche, que conjuga la melodía egipcia con los sones del portuense Perico de la Tatá", dijo ayer Martín Martín.

En Puertas abiertas colabora también el pianista Felipe Campuzano, quien reinterpreta la canción Amma immi, de Las Grecas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 2005