Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Primitivo Abad Gorostiza, veterano militante del PNV

El veterano militante del PNV y patrono vitalicio de la Fundación Sabino Arana, Primitivo Abad Gorostiza, falleció el lunes en Muskiz a la edad de 92 años. Fue uno de los pilares de la resistencia vasca durante la dictadura franquista.

Abad comenzó su labor política en los años treinta con su ingreso en la estructura del sindicato ELA y en Euzko Aberkoi Batza, grupo paramilitar creado por el PNV y que se encontraba en fase embrionaria cuando estalló la Guerra Civil en 1936. Una vez iniciada la guerra se alistó en el batallón Arana Goiri. Con el grado de capitán estuvo destinado en los frentes de Kalamua, Milloi, Mañaria y Sabigain donde cayó herido, siendo hospitalizado en Amorebieta.

Aún convaleciente, y recuperándose de sus heridas en Muskiz, fue requerido para acompañar al Batallón Araba en la ofensiva que esta unidad emprendió el 2 de julio de 1937 desde Ontza y en la que sufrió numerosas bajas. Tras ella, marchó a la localidad cántabra de Laredo. Detenido junto con gran parte del Eusko Gudarostea (Ejército Vasco), fue puesto en libertad tras cumplir la condena. A comienzos de la década de los cuarenta, fue nuevamente requerido por el PNV para organizar la red paramilitar clandestina Euzko Naia, cuyo objetivo era mantener el orden en el sur de Euskadi una vez que Franco fuera depuesto.

Tras ser detectada la red, en 1944 escapó de la persecución policial y se refugió en Iparralde. Posteriormente, en París fue nombrado jefe de los grupos de comando destinados a constituir un cuerpo de élite para garantizar el orden público en Euskadi, una vez derrocado el régimen franquista. Desaparecida la unidad, se reintegró a la Brigada Vasca hasta su desmovilización. En 1945 las juventudes del PNV, Euzko Gaztedi, procedieron a la estructuración de la organización eligiendo a Abad presidente de la agrupación.

Años después, en 1950, participó en la constitución de Sabindiar Batza, organismo creado para divulgar la obra de Sabino Arana. Tras la muerte de Franco, pasó a residir en Muskiz, desde donde colaboró en la reorganización del PNV. Desde entonces ha vivido en este municipio vizcaíno y, en 1988, fue miembro fundador de la Fundación Sabino Arana. Su funeral se celebrará hoy, miércoles, a las 19.00 en la iglesia San Juan Bautista de Muskiz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2005