Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lufthansa prevé un estancamiento del beneficio por la fusión con Swiss

A la compañía aérea alemana Lufthansa le costará cara a corto plazo la integración de Swiss, alrededor de 100 millones de euros, y su resultado operativo se estancará este año a causa de la compra de la aerolínea suiza. Pero a medio plazo la operación será muy positiva, porque cuenta con beneficiarse de sinergias de 165 millones anuales a partir de 2008. Así lo comunicaron ayer el presidente de Lufthansa, Wolfgang Mayrhuber, y su consejero de finanzas, Karl-Ludwig Kley, al hacer públicos los resultados correspondientes a 2004.

Lufthansa, que en 2004 aumentó un 12% el número de pasajeros transportados, registró unos beneficios netos de 404 millones de euros, remontando las pérdidas de 984 millones en 2003. Su resultado operativo, de 383 millones (tras 36 millones en 2003), se mantendrá en 2005 al mismo nivel debido a la integración de la recién adquirida Swiss.

Aparte del precio de compra, Lufthansa cuenta con que la integración de Swiss le cueste 62 millones de euros este año y 39 millones en 2006. Los accionistas minoritarios de Swiss recibirán una oferta de compra de 8,96 francos suizos (5,76 euros) por acción, que es el promedio de la cotización de Swiss de los últimos 30 días.

El precio que Lufthansa pague a los dueños de más del 85% de Swiss dependerá de la evolución de los valores de Lufthansa hasta 2008. Si estos se destacan por encima de los de otras compañías aéreas, la aerolínea alemana podría pagar hasta 265 millones de euros en total. Si no lo hacen, no abonará nada.

Gracias a la compra de Swiss, Lufthansa espera ahorrar 86 millones anuales a partir de 2008 por la fusión de sus operaciones y otros 79 millones por la unificación de sus programas de puntos, las gestión conjunta de las adquisiciones y del transporte de carga. Lufthansa anunció ayer que pagará a sus accionistas un dividendo de 30 céntimos de euro por acción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005