El parque temático Terra Natura abre en Benidorm al público con 1.500 animales de Asia, África y América

El parque temático Terra Natura, complejo que recrea los hábitats naturales de los continentes de Asia, América y Europa, inició ayer su andadura con la exhibición a los profesionales de los medios de las instalaciones y los espectáculos que, a partir del próximo miércoles, disfrutará el público. El recinto, ubicado en Benidorm, exhibe una población animal endémica de 1.500 unidades pertenecientes a 200 especies, 54 de ellas en peligro de extinción, que convivirán en 32 hectáreas.

Los visitantes pueden observar "con total garantía y sin obstáculos visuales" la fauna que habita en libertad en el recinto. Sólo barreras naturales [como ríos artificiales] impiden que los animales puedan entrar en contacto con los visitantes. Este parque, alejado de la concepción clásica de zoológico toda vez que concilia historia, cultura y naturaleza, consigue que el visitante tenga la sensación de estar desplazado a los diferentes puntos del planeta.

La dirección del centro prevé la apertura escalonada de las instalaciones con el fin de aclimatar a los animales. Para evitar que las especies aprecien el riesgo de invasión, los cuidadores y veterinarios del centro ordenarán el aumento paulatino del cupo de asistentes.

El próximo lunes, un grupo de 700 escolares será el primero en inaugurar el calendario de visitas del recinto, que permanecerá abierto todo el año. Tras una segunda visita programada para el martes, [el día de Benidorm dirigido a representantes y personalidades de la sociedad de esta localidad], el parque abrirá sus puertas al público el miércoles. Según fuentes de la organización, en un plazo de un mes estará a pleno rendimiento. El precio de la entrada individual y de adulto se fija en 20 euros.

Nada más franquear la puerta de entrada, el escenario adopta una estética fantástica dominada por tonos rojizos en alusión al origen de la tierra. Este área se ha bautizado como Pangea. A partir de aquí, el visitante realiza un viaje a América, Asia y Europa, mediante fieles reproducciones de sus ecosistemas. El tiempo medio de visita ronda entre las cuatro y cinco horas.

El parque también revisa las culturas del mundo a través de reproducciones de poblados típicos con sus correspondientes espectáculos (los animales reproducen de las actividades que efectúan en sus lugares de origen). En el entorno de Europa, se erige Kalicameni, un pueblo griego inspirado en Santorini. En el último tramo, se sitúa el parque acuático. Ésta es la única parte del complejo que permanece cerrada, y su apertura se prevé para el verano. Namastepur es el segundo poblado, inspirado en la región de Rajastán, y Copaltenango, inspirado en Guatemala y Nicaragua, con animaciones relacionados con la cultura maya.

La oferta del parque se completa con un servicio de restauración, tiendas tematizadas de artesanías y locales de artes y oficios. El parque, con una inversión privada de 54 millones, baraja una afluencia de visitantes de un millón de personas anuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de marzo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50