Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Haro Tecglen: "La música la cultivo como un vicio solitario"

El crítico teatral y columnista de EL PAÍS Eduardo Haro Tecglen y su esposa, la periodista Concha Barral, compartieron ayer en Málaga con más de un centenar de personas sus gustos musicales en un ameno encuentro del ciclo disco-fórums La Música Contada, que organiza el periodista Héctor Márquez. Ojos verdes, de Miguel de Molina, Ne me quitte pas, de Jacques Brel; Cambalache, de Carlos Gardel; Every time we say goodbye o You're the top, de Cole Porter, fueron algunos de los temas que seleccionados.

Haro Tecglen, que confesó estar inquieto ante la idea de "mezclarse" con su mujer en un acto conjunto: "Algo que hago por primera vez y no creo que por última". Aseguró que la música ha sido muy importante en su vida desde pequeño que quedó enganchado a ella. Entre sus gustos, destacó la canción popular, la copla, la música de cámara y la francesa. "Excepto la zarzuela, que no me gusta nada", resaltó, no sin antes revelar que le hubiese gustado traer una selección de música de la Guerra Civil.

"No lo he hecho porque como Rajoy dice que divide a España y hiere sensibilidades...". "La música es muy importante para mí. Forma como una especie de campana a mi alrededor que me aísla; es como un vicio solitario", desveló el periodista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2005