Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de inmigrantes de Mali hace un campamento a las afueras de Lepe

Huelva / Almería

Un centenar de inmigrantes procedentes en su mayor parte de Mali se encuentran acampados desde hace una semana en un asentamiento de chabolas situado detrás de un polígono industrial de Lepe (Huelva), según confirmó el teniente de alcalde de Bienestar Social del Ayuntamiento, Manuel Jesús González. Los inmigrantes se han apostado a la espalda del polígono industrial El Chorrillo, en una zona de unos tres metros de anchura a la orilla de un regato. González indicó que algunos de ellos han solicitado la ayuda de los servicios sociales municipales del Ayuntamiento, y que en todos los casos se trata de personas que carecen de la documentación o permisos de trabajo para residir en España. Un portavoz de los acampados, que prefirió mantenerse en el anonimato, indicó que algunos de ellos llevan unos cuatro meses en España "y nunca han trabajado", de forma que tienen que vivir de lo que les ofrecen asociaciones como Cáritas o las propias empresas del polígono industrial.

Los inmigrantes no supieron aclarar hasta cuando se mantendrán en esta situación, aunque sí aclararon: "No queremos volver a nuestros países". Los acampados confían, a pesar de todo, conseguir la documentación para poder seguir en España y su objetivo es mandar dinero a sus familias.

Por otro lado, unos cuatro mil inmigrantes, según los organizadores, trescientos para la Policía Nacional, se concentraron ayer a las puertas de la Subdelegación del Gobierno de Almería para exigir al Gobierno que "amplíe" el proceso de normalización de extranjeros, a fin de que sea "más eficaz e incluyente". Según declaró Hanafi Hamza, presidente de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en España (ATIME), convocante de la movilización junto a la Plataforma Iguales en Derechos, "alrededor de tres mil inmigrantes" que trabajan y residen en la provincia desde hace años "se van a quedar fuera del proceso de normalización, por no tener certificado de empadronamiento". Hamza pidió una mayor "flexibilización" en los requisitos que se exigen a los inmigrantes que quieren regularizarse, al igual que el Ejecutivo ha anunciado "que van a ser flexibles con los empresarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005