OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

La credibilidad de las encuestas

Ahora que están proliferando desde múltiples áreas encuestas para sondear la opinión de los ciudadanos en nuestra comunidad autónoma, pongamos el acento en quién y, sobre todo, cómo han realizado la encuesta, lo que inevitablemente influye en su credibilidad. Las encuestas son creíbles en la medida en que están bien hechas, entendiendo por ello a si responden a los criterios de rigor científico habituales en este tipo de estudios: tipo de muestreo utilizado para seleccionar a las personas a encuestar, así como la ruta de llegar a éstas, el nivel de error con el que se trabaja, la calidad del cuestionario, la pericia del encuestador y la cualificación de los técnicos que analizan los resultados.

Sin debatir esta última cuestión (la cualificación de los técnicos), el primer paso que debemos seguir para comprobar la credibilidad de una encuesta es conocer su ficha técnica. Pregunto: ¿cuántas veces han visto ustedes la ficha técnica de una encuesta?, ¿conocen ustedes el tamaño de la muestra?, ¿a cuántas personas se les realizó el cuestionario? Aconsejo tener en cuenta estas aclaraciones antes de interpretar los resultados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 15 de marzo de 2005.