Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AULAS

Educación pretende mejorar la figura del Defensor Universitario

El Ministerio de Educación ha pedido a los defensores universitarios que estudien cómo "mejorar" la definición y funciones de esta figura en la próxima reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

"Es un elemento fundamental, que ha hecho una labor magnífica; ha ganado prestigio y debemos dotarlo de instrumentos", señaló el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez. "Más que regular -precisó-, lo que queremos es enriquecer su acción".

Recordó que el Defensor Universitario está recogido actualmente en la disposición adicional decimocuarta de la LOU, que actúa con independencia y autonomía y con funciones tanto para estudiantes como profesores y personal de administración y servicios, por lo que, según Ordóñez, puede servir para "mejorar las relaciones entre toda la comunidad universitaria".

Se preguntó, no obstante, si no sería necesario que apareciese en otro lugar de la ley, ya que ésta lo menciona antes en relación con los estudiantes.

En una reunión reciente, Ordóñez informó a la Comisión Permanente de Defensores Universitarios de las propuestas ministeriales de reforma universitaria.

Así, el Ministerio se plantea que la modificación legislativa de la LOU recoja referencias, tal vez en disposiciones adicionales, al ingreso e integración plena de las personas minusválidas en la universidad y el acceso físico a los centros docentes.

Otro de los asuntos incluidos sería el de los programas universitarios para personas mayores, aparte de la formación durante toda la vida de la Declaración de Bolonia sobre el Espacio Europeo de Educación Superior.

El futuro Estatuto del Estudiante, que se desarrollaría por medio de un Real Decreto de acuerdo con las CCAA, regulará los derechos y deberes de los alumnos en temas como formación integral, revisión de exámenes, prácticas externas, salidas profesionales, calidad de la educación o representación estudiantil.

En este punto, Ordóñez defendió la creación de consejos de estudiantes en cada universidad, de ámbito autonómico y uno estatal para que la representación y opinión de los alumnos "llegue de manera clara" a donde se coordina y vertebra el sistema universitario (Ministerio) y donde están la mayoría de las competencias, las CCAA.

El estudiante, enfatizó Ordóñez, debe ser el centro del sistema universitario, un espacio de integración multicultural y vanguardista en la cohesión social y corrector de desigualdades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2005